Productores de Metapán serán beneficiados con proyecto sobre adaptación al cambio climático

 

Como parte de los esfuerzos para disminuir los efectos del cambio climático, los ministerios de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y de Agricultura y Ganadería (MAG), con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en El Salvador, desarrollaran un proyecto para reducir la degradación de la tierra en micro-cuencas frágiles de Metapán.

La estrategia del proyecto consiste en promover un cambio desde el contexto actual de los sistemas locales de agricultura y ganaderías no sostenibles y alta vulnerabilidad a los eventos climáticos extremos.

El proyecto enfoca sus acciones en el Manejo Integrado de los Recursos Naturales (MIRN) y la introducción de sistemas de producción más resistentes a nivel local. La adopción de prácticas en MIRN aumentará las capacidades de la población local para adaptarse a los impactos negativos del cambio climático y la variabilidad.

Adicionalmente, el proyecto también contribuirá al fortalecimiento de las instituciones a través de procesos participativos involucrando a las múltiples partes interesadas, promoviendo la coordinación entre agricultores familiares, asociaciones comunitarias e instituciones locales y nacionales.

Con todo ello se busca contribuir a detener y revertir las actuales tendencias globales de degradación de la tierra, específicamente la desertificación y la deforestación, a través de la promoción de las prácticas de gestión y uso sostenible de la tierra y del agua en áreas con recursos naturales altamente erosionados y vulnerables a la desertificación en el departamento de Santa Ana.

cubfxajvyaagfzvAsimismo, incrementar y mejorar la provisión de bienes y servicios de la agricultura y la silvicultura de una manera sostenible, a través de la promoción del MIRN y la reducción de la degradación de la tierra; e incrementar la resiliencia de los medios de vida a las amenazas y crisis al incorporar la adaptación al cambio climático y la reducción del riesgo de desastres en los Planes de Manejo de Microcuencas Frágiles, con la participación de los pequeños agricultores.

En el evento de lanzamiento participaron el viceministro del MARN, Ángel Ibarra; el alcalde de Metapán, Juan Umaña Samayoa; el representante de FAO en El Salvador, Alan González; y el director del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), Rafael Alemán.

Durante el proyecto, que también se desarrolla en comunidades de Candelaria de la Frontera, se invertirán $7,959,370 mediante el Fondo Mundial del Ambiente (GEF por sus siglas en inglés). Los territorios específicos donde se implementarán el proyecto son las sub-cuencas Atescatempa, Cusmapa, Guajoyo y Pampe (municipio de Candelaria de la Frontera); y El Salitre (municipio de Metapán), ubicadas en la cuenca alta del río Lempa y consideradas altamente vulnerables, sobre la base de una evaluación de sus características hídricas, topográficas, y socio-económicas. Esta área es considerada parte del corredor seco centroamericano, el cual se ve afectado por una reducción de la precipitación y un incremento de las sequías debido a la variabilidad provocada por el cambio climático, así como por un aumento en fenómenos climáticos extremos que conducen a inundaciones y deslizamientos.

 

Tags: