Primer Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos hace un llamado por la gente, por el planeta

En el actual contexto mundial, el primer Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos toma relevancia ahora más que nunca, porque se enfrenta a muchos desafíos para contribuir a la lucha contra el hambre cero y el cambio climático, a través de un consumo y producción responsables.

Esta fecha fue designada por la 74a Asamblea General de las Naciones Unidas en 2019, en reconocimiento al papel fundamental que desempeña la producción sostenible de alimentos en la promoción de la seguridad alimentaria y la nutrición.

La temática de este año se titula “Detén la pérdida y el desperdicio de alimentos. Por la gente. Por el planeta” y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura es la encargada de su coordinación.

La pérdida y el desperdicio de alimentos también ejercen una presión innecesaria sobre la base de recursos naturales y el medio ambiente, agotando dichos recursos naturales, y produciendo gases de efecto invernadero.

Ya sea que se pierdan o se desperdicien, todos los recursos que se utilizan para producir este alimento, incluidos el agua, la tierra, la energía, la mano de obra y el capital, son malgastados. Además, la eliminación de estos alimentos en vertederos genera emisiones de gases de efecto invernadero, lo que contribuye al cambio climático.

“Se requieren acciones a nivel mundial y local para maximizar el uso de los alimentos que producimos. La introducción de tecnologías, soluciones innovadoras (incluidas plataformas de comercio electrónico para marketing, sistemas móviles de procesamiento de alimentos retráctiles), nuevas formas de trabajo y buenas prácticas para gestionar la calidad de los alimentos y reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos son clave para implementar este cambio transformador”, refiere el comunicado de Naciones Unidas.