Informe especial 5. La actividad del Volcán de San Miguel se normaliza

La actividad del volcán Chaparrastique ha mantenido una relativa calma, denotando que el sistema interno del volcán se encuentra en equilibrio. Desde el martes 23 de febrero a la fecha, no se ha tenido reporte por parte de la Red de Observadores Locales de la ocurrencia de ruidos y plumas de gases emitidas por el volcán. El registro de la sismicidad se ha mantenido estable y la amplitud de la señal sísmica indica la ocurrencia de microsismicidad de muy baja magnitud, lo anterior indica que el volcán ha retornado a un período de normalidad.

En los últimos siete días, el número de sismos registrados en el volcán, ha fluctuado entre 50 a 60 sismos por hora, cabe mencionar que se trata de microsismos de muy baja amplitud, que no son percibidos por la población (Figura 1). Durante los últimos días la amplitud de la señal sísmica registrada en la estación VSM, ubicada en el flanco norte a 1700 metros sobre el nivel del mar, ha fluctuado entre 40 y 98 unidades RSAM, en su promedio hora, siendo lo normal 150 unidades (Figura 2).

Figura 1. Registro de sismicidad en los últimos siete días. Nótese la ocurrencia de microsismos de muy baja amplitud

Fuente: MARN

Figura 2. Variación de la amplitud sísmica registrada en los últimos siete días en la estación VSM

Fuente: MARN

 

El flujo de Dióxido de Azufre emitido por volcán se mantiene similares a los días anteriores (Figura 3), variando en los últimos siete días, entre 517 y 808 toneladas por día. Cabe mencionar, que la dirección de los vientos condiciona la pluma de gases, siendo transportados al flanco suroeste del volcán, preferentemente.

Figura 3. Flujo de SO2, hasta el 05 de marzo. El Dióxido de Azufre emitido desde el cráter del volcán, con ligeras fluctuaciones superando el umbral.

Fuente: MARN

 

Con este informe se cierra el proceso iniciado el 21 de febrero, seguido por la emisión de ceniza durante 25 minutos del sábado 22 de febrero. A la fecha, el sistema ha retomado su equilibrio

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) mantiene una vigilancia 24/7 del volcán y, comunicación estrecha con la Dirección General de Protección Civil y los Observadores Locales. Hacemos un llamado a pobladores locales, turistas y montañistas, a mantenerse alejados del cráter del volcán debido a pequeñas emisiones de gases y ceniza que podría presentarse en el futuro, dado al carácter súbito de aumento de actividad que el volcán ha tenido en los últimos años.