Informe especial 1. Aumenta la actividad del volcán de San Miguel

Desde las 7:00 p.m. de ayer 20 de febrero hasta las 7:50 a.m. del viernes 21, la Red de Observadores Locales han reportado la ocurrencia de una serie de ruidos tipo retumbos provenientes del volcán. Los datos del monitoreo indican que el volcán de San Miguel ha presentado un cambio en su comportamiento, evidenciado en el aumento de la amplitud de los microsismos y leves emisiones de gases por su cráter central. La sismicidad registrada en el volcán muestra señales que pueden estar relacionadas con fracturas y pequeñas explosiones internas del volcán, lo que indica un aumento en su presión interna, con posibilidad de la ocurrencia mayor desgasificación que pueda venir acompañada de pequeñas emanaciones de ceniza, lo cual, de ocurrir, serían transportados preferentemente al flanco suroeste del volcán.

La sismicidad registrada en la estación VSM de los últimos siete días, se muestra en la Figura 1.

Figura 1. Sismicidad del volcán registrada del 14 al 21 de febrero de 2020, asociada con fracturamiento y pequeñas explosiones internas debido a movimiento de gases y fluidos. El número de sismos está fluctuando entre 10 y 15 sismos por hora, lo cual es normal en este volcán.

Fuente: MARN

El número de sismos regsitrados  osicla entre 10 y 15 sismos por hora. Este valor es consideano normal, sin embargo, la amplitud de los sismos detectados indican mayor energía, lo que se traduce en una inestablidad en el sistema interno del volcán (ver Figura 2).

Figura 2. Comportamiento de la sismicidad del volcán Chaparrastique durante las últimas horas.

Fuente: MARN

Respecto a la clasificación de los sismos registrados, se ha observado cambios asociados a eventos impulsivos de mayor amplitud, evidenciando la ocurrencia de pequeños fracturamientos en el conducto del sistema volcánico.

En la Figura 3, los puntos rojos corresponden a los microsismos registrados. Los que aparecen en la parte superior de la línea color negro (índice de frecuencia), se catalogan como sismos asociados a fracturamiento. Si aparecen en la parte inferior de la línea negra, se catalogan como sismos asociados a movimientos de fluidos en el sistema interno del volcán. Nótese la tendencia ascendente a partir del 15 de febrero.

Figura 3. El Índice de frecuencia indica aumento del contenido de frecuencias de los sismos a partir del 15 de febrero, siendo más evidente a partir del día 20 de febrero.

Fuente: MARN

La imagen satelital de anomalía térmica de este día, obtenida en el sitio MIROVA (http://www.mirovaweb.it/?action=volcanoDetails&volcano_id=343100)  no muestra anomalías para volcán de San Miguel. (Ver figura 4)

Figura 4. Imagen de anomalía térmica reportada por MIROVA.

Fuente: MIROVA

La imagen de emisiones de Dióxido de Azufre, reportada por NASA (https://so2.gsfc.nasa.gov/pix/daily/0220/centam_0220z.html) para la región, no muestra pluma de gases para volcán de San Miguel (ver Figura 5).

Figura 5. Imagen que muestra los volcanes activos de la región. No se observa la presencia de pluma de gases de ninguno de los volcanes.

Fuente: NASA

 El flujo de Dióxido de Azufre emitido desde el cráter del volcán ha aumentado, alcanzando el límite superior del umbral de normalidad (620 ton/día), evidenciando el aumento de la presión interna del sistema volcánico, por lo que se observan pulso de desgasificación desde el cráter.

Las emisiones de Dióxido de Azufre del volcán registradas por la estación de monitoreo ubicada en San Jorge se muestran en la Figura 6.

Figura 6. Flujo SO2, del 13 al 20 de febrero, el flujo de Dióxido de Azufre emitido desde el cráter del volcán ha aumentado superando el umbral de normalidad establecido en 620 ton/día.

Fuente: MARN

La imagen del volcán captada por la cámara web ubicada en volcán Pacayal (Figura 7), muestra la ocurrencia de pulsos de gases y vapor emitidos desde el cráter del volcán.

Figura 7. Pluma de gases y vapores del volcán, captados hoy viernes 21 d febrero a las 06:03 a.m.

Fuente: MARN

Los parámetros de monitoreo indican que el volcán se encuentra intranquilo, ya que   súbitamente ocurren pequeñas explosiones internas que indican desequilibrio del sistema. Estas variaciones están siendo monitoreadas de manera permanente y, de existir condiciones que muestren aumento de la actividad, con peligro potencial para la población, se dará a conocer oportunamente.

En caso de aumentar la actividad, el escenario con mayor posibilidad sería la emanación de gases, que podrían estar acompañado de pequeños pulsos de ceniza y serían desplazados hacia el flanco suroeste.

Figura 8. Pronóstico para las 2:00 p.m y 8:00 p.m. del 21 de febrero de 2020, de dirección de vientos a alturas de 1500, 3000 y 4500 metros sobre el nivel del mar tiene rumbo suroeste.

Fuente: MARN

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) mantiene una vigilancia 7/24 del volcán y comunicación estrecha con la Dirección General de Protección Civil y los Observadores Locales. Hacemos un llamado a pobladores, turistas y montañistas a mantenerse alejados del cráter del volcán debido a pequeñas explosiones internas que periódicamente está presentando el volcán, que puede culminar en salida de gases y ceniza en dirección sur-oeste, transportada por los vientos preferenciales.

Este informe se actualizará el próximo viernes 28 de febrero. En caso de ocurrir algún cambio significativo en la actividad del volcán se emitirá informe especial anticipado.