Encuentran puma sin vida y mutilado de sus miembros en San Francisco Morazán

Un puma en avanzado estado de descomposición, mutilado de sus miembros anteriores y con un disparo en la cabeza fue encontrado en el municipio de San Francisco Morazán, del departamento de Chalatenango.

El caso fue denunciado a través de la Unidad Ambiental del referido municipio a nuestro Centro de Denuncias 919 y también por redes sociales. Nuestro personal técnico procedió a verificar la información en coordinación con la División de Investigaciones de la Policía Nacional Civil (PNC), la Fiscalía General de la República (FGR) y personal de la alcaldía de dicha localidad.

Como Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) condenamos enérgicamente cualquier daño a la vida silvestre y hacemos un llamado a la población para que brinde información, de manera anónima, que pueda ayudar a la PNC y la FGR a dar con los responsables de este terrible hecho al número 7850-1474.

El ministro Fernando López dijo que el caso está en proceso de investigación. “Actuaremos con toda la rigurosidad, según la normativa vigente. Nuestro trabajo es proteger la vida silvestre y sus ecosistemas. No vamos a permitir más ataques contra nuestro medio ambiente”.

Además enfatizó que el cumplimiento de la cuarentena especial es una medida para evitar el contagio del COVID-19 y no es una oportunidad para la caza de animales en peligro de extinción en El Salvador.

El artículo 261 del Código Penal señala como depredación de fauna protegida: “el que cazare o pescare especies amenazadas, realizare actividades que impidieren o dificultaren su reproducción o contraviniendo las leyes o reglamentos protectores de las especies de fauna silvestre, comerciare con las mismas o con sus restos, será sancionado con prisión de tres a cinco años.
La sanción se aumentará en un tercio del máximo de lo señalado en el inciso anterior, si se tratare de especies catalogadas en peligro de extinción”.

En El Salvador, las poblaciones de esta especie son bajas, por lo cual cada individuo es invaluable en el ecosistema.

El puma (Puma concolor), o león de montaña como es conocida la especies en el país, está en peligro de extinción y también en Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Estos grandes felinos cumplen un papel muy importante como reguladores biológicos de poblaciones que pueden afectar al ser humano o los cultivos, y también contribuyen significativamente a determinar la sanidad y funcionamiento de los ecosistemas.

La cacería indiscriminada para obtener trofeos de caza es de las principales causas que afectan a las poblaciones de este felino y su distribución limitada los hace propensos a incursionar en propiedades privadas, lo cual los vuelve presas fáciles de cazadores indiscriminados.

La conservación de la vida silvestre es tarea de todos.