EAE Política Energética de El Salvador (PEN)

Fue requerida por Consejo Nacional de Energía (CNE) y realizada en el año 2011. Consistió en la evaluación de una Política ya aprobada, el punto central de la política energética es la diversificación de la matriz energética, para reducir la dependencia de la generación térmica, con énfasis en los recursos renovables.

Además, proyecta realizar una variedad de acciones que buscan reducir el consumo de energía, mediante la aplicación de medidas de eficiencia energética y reducir o evitar el consumo de productos derivados del petróleo y otros combustibles que son fuertemente utilizados en las plantas termoeléctricas, sistemas de transporte, industrias y comercios diversos, y sistemas residenciales de energía.

La sustentabilidad del desarrollo energético plantea una serie de desafíos a futuro. Por ejemplo, se nota una coincidencia de opiniones en el hecho de que el futuro energético, debe considerar el derecho de las personas, comunidades y naciones de acceder a fuentes energéticas limpias y seguras, y debe asegurar la sustentabilidad ambiental de los recursos naturales, los ecosistemas y los territorios ocupados, ya sea en actividades productivas o para asentamientos humanos. Pero un reto que no se menciona, es la necesidad de reorientar el modelo de desarrollo, para que sea menos intensivo en el consumo de energía, con una mayor justicia social y ambiental. Efectuando aportes importantes al identificar aspectos necesarios a incorporarse en el sector.

Entre las recomendaciones que estableció la EAE tenemos:
Mejorar la articulación con las políticas nacionales de: Ordenamiento y Desarrollo Territorial, Medio Ambiente, Transporte, Salud Pública (la política no hace mención de los impactos sobre la salud), Agrícola, Seguridad Alimentaria, Cambio climático, Producción más limpia y Protección al consumidor;
Especificar metas más claras en la diversificación de la matriz;
Focalizar más activamente la PEN en el tema del transporte urbano;
Crear una entidad reguladora del subsector de hidrocarburos, que juegue un rol similar a La Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) en el subsector de electricidad;
Incorporar las posibles fuentes de financiamiento para los lineamientos estratégicos recomendados;
Definir más claramente la participación del Estado en el sector energético (a largo plazo, definir claramente las responsabilidades políticas e institucionales, los mecanismos de vigilancia, decidir cuál será la participación pública y privada en la generación, transmisión, distribución, etc.);
Considerar el Cambio Climático.

    Leave a Comment