Aves silvestres condenadas al cautiverio por maltrato y ataques de los humanos

Gavilanes, búhos, halcones, aguilillas, garzas y hasta pelícanos viven una injusta condena de cautiverio, víctimas del maltrato por parte de los humanos. A la clínica veterinaria del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) llegan especímenes con lesiones y heridas de todo tipo y, en algunos casos, no es posible devolverles la oportunidad de vivir en libertad.

Uno de los casos más emblemáticos es el de un gavilán ciego. Fue atacado con piedras y los golpes en su cabeza lo dejaron completamente ciego. Ahora ya no puede desplazarse para asechar y cazar a sus presas, una de las características de estas especies. Sin poder utilizar sus ojos, necesita que se le acerque la comida hasta el pico para poder alimentarse. Permanece en el suelo, a pesar de tener perchas a diferentes alturas en el recinto donde está con otros gavilanes.

Otro caso crítico es el de un búho mutilado de su pico. Esta especie de la vida silvestre fue encontrada herida, con graves golpes en el pico y en uno de sus ojos. El diagnóstico indicaba que no sobreviviría, pero lo logró. Sin la parte superior de su pico, este búho cornudo no puede alimentarse ni tomar agua por sí solo.

En las aves silvestres también son comunes las lesiones en las alas y la mutilación de las plumas de estas. Muestra de ello son una aguililla de manglar, un gavilán café, un halcón peregrino y un búho cara blanca, que no podrán volver a alzar vuelo.

Todos estos casos están en el Centro Cuarentenario La Cañada, del MARN, en La Unión. Este es un espacio acondicionado con recintos que garantizan su comodidad y donde los animales cuentan con atención por parte de asistentes veterinarios que dan seguimiento a los tratamientos médicos y a procesos de rehabilitación, cuando es posible.

Los animales silvestres son inadaptables al cautiverio y estos casos resaltan la importancia de sensibilizar a la población a no maltratar, adquirir ni extraer de su hábitat estas especies. En ese sentido, desde el MARN impulsamos la campaña para la protección de la vida silvestre en coordinación con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), la División de Medio Ambiente de la Policía Nacional Civil (DMA/PNC), Humane Society International Latin América (HSI) y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

En esta campaña digital denominada “Defensor de la vida silvestre” incluimos, además de un llamado a la acción de denunciar, información sobre las especies silvestres para conocerlas y protegerlas mejor.