Residuos Peligrosos


 

Remediación de sitios contaminados

Con respecto a los residuos peligrosos, el país ha avanzado en la remediación de los sitios contaminados identificados en el “Inventario de plaguicidas clasificados como contaminantes orgánicos persistentes (COPS)”,  con las acciones de limpieza, desalojo y tratamiento de los desechos de plaguicidas de los sitios de AGROJEL (San Miguel) y QUIMAGRO (San Luis  Talpa) se han eliminado 126.01 toneladas de desechos peligrosos consistentes en plaguicidas obsoletos y suelos contaminados que corresponden al 90.11 % del pasivo ambiental  del  país, y se tiene prevista la eliminación del 9.89 % restante para el año 2016.

El MARN  decretó en el año 2010 por primera vez la emergencia ambiental en un radio de 1,500 metros alrededor de las instalaciones de la fábrica  Baterías de El  Salvador S.A. de C.V., ubicada en el cantón Sitio del Niño, municipio de San Juan Opico, después que los análisis determinaron contaminación ambiental por plomo en niveles que representan peligro para la salud, desde esa fecha el MARN en coordinación con diferentes instituciones del Estado ha desarrollado acciones encaminadas a reducir la vulnerabilidad de las personas dentro del radio de emergencia como la atención de salud, imprimación asfáltica en calles cercanas a la ex fábrica, construcción de sistema de agua potable y continuación del monitoreo ambiental en la zona; todas estas acciones han sido dadas a conocer a la comunidad a través del desarrollo de 21 Asambleas informativas con la Comunidad Sitio del Niño y 16 Reuniones bilaterales. Este proceso ha contado con el acompañamiento técnico por parte de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos de América (US EPA) (Visitas técnicas, consultas y recomendaciones)

 

De conformidad a lo establecido en el artículo 5 de la Ley del Medio Ambiente y las definiciones del Reglamento Especial en Materia de Sustancias, Residuos y Desechos Peligrosos, los materiales peligrosos se dividen en:

Sustancias Peligrosas: todo material con características corrosivas, reactivas, radioactivas, explosivas, tóxicas, inflamables o con actividad.

Residuos peligrosos: materiales que revisten características peligrosas, que después de servir a un propósito específico todavía conservan propiedades físicas y químicas útiles, y por lo tanto pueden ser reutilizados, reciclados, regenerados o aprovechados con el mismo propósito u otro diferente.

Desechos peligrosos: cualquier material sin uso directo o descartado permanentemente que por su actividad química o por sus características corrosivas, reactivas, inflamables, tóxicas, explosivas, combustión espontánea, oxidante, infecciosas, bioacumulativas, ecotóxicas o radioactivas u otras características, que ocasionen peligro o ponen en riesgo la salud humana o el ambiente, ya sea por si solo o al contacto con otro desecho.

Entre las definiciones frecuentemente empleadas en la temática de los materiales peligrosos encontramos las siguientes:

Establecimiento o instalación peligrosa: aquella que por el tipo de los productos que elabora; o de la materia prima que utiliza, puede poner en grave peligro la salud, la vida o el medio ambiente, tales como fábricas de explosivos, almacenes de sustancias tóxicas o peligrosas, fundiciones de minerales y las que produzcan radiaciones.

Procesos peligrosos o de peligro: los que por el tipo de tecnología que aplican, la materia prima que usan o transforman o los productos que generen, pongan o puedan poner en peligro la salud, la vida humana, los ecosistemas o el medio ambiente, tales como: la fabricación, manipulación, almacenamiento y disposición final de sustancias tóxicas, peligrosas, radioactivas.

Manejo de materiales peligrosos: el conjunto de operaciones que incluyen el almacenamiento, recolección, transporte, reutilización, tratamiento, reciclaje, incineración y disposición ambientalmente adecuada de las sustancias, residuos y desechos peligrosos.

Manejo ambientalmente racional de los desechos peligrosos: se entiende la adopción de todas las medidas posibles para garantizar que los desechos peligrosos y otros desechos se manejen de manera que queden protegidos el medio ambiente y la salud humana contra efectos nocivos que puedan derivarse de tales desechos.

Eliminación final, desnaturalización o destrucción: eliminación física, o transformación en productos inocuos realizado bajo estrictas normas de control, de materiales nocivos o peligrosos para el ambiente, el equilibrio de los ecosistemas, la salud y calidad de vida de la población.

Tratamiento de desechos peligrosos: se refiere a cualquier proceso o método destinado a modificar las características físicas, químicas o biológicas de los desechos peligrosos, con el fin de disminuir su peligrosidad o de reducir su volumen.

 

 

 

 

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0


3 octubre, 2013