Reserva de Biósfera Xirihualtique-Jiquilisco


 

La Reserva de Biósfera Xirihualtique – Jiquilisco tiene 101,607 hectáreas y fue nominada como tal el 18  en septiembre del 2007 por el Programa Hombre y Biósfera (MAB) de la UNESCO.

Esta  Reserva está situada en los departamentos de Usulután (en 10 municipios)  y San Miguel (en 2 municipios), su zona  núcleo está integrada por  las Áreas  Naturales Protegidas: Chaguantique, El Tercio, Ceiba Doblada, Complejo Nancuchiname, Normandía, La Redención, San Carlos  Bahía de Jiquilisco  e   Isla San Sebastián.

Dentro de la Reserva  se pueden  ubicar playas, manglares, bosques  de exuberante vegetación. En la zona se pueden observar infinidad de aves acuáticas, cocodrilos, venado cola blanca, tortugas marinas, tucanes y otras muchas especies de fauna de claro atractivo.

En estos ecosistemas se desarrolla un sinnúmero de procesos naturales fundamentales para el mantenimiento de los servicios ambientales que brindan a las comunidades, y son además la base de los medios de vida de la mayor parte de las comunidades locales de la zona.

En la Reserva de la Biosfera Xirihualtique – Jiquilisco se conservan dos procesos fundamentales que contribuyen a la conservación de los paisajes y los ecosistemas. El primero es la presencia de la mayor extensión de manglares de El Salvador. Este ecosistema es prioritario también a nivel mundial, porque representan el 46.82% de los Manglares de la Costa Norte del Pacífico Seco en Mesoamérica, una ecoregión cuyo estado ha sido declarado Crítico / En Peligro (WWF 2006).

Por otra parte se conservan dos ecosistemas de bosques “dulces” de gran importancia a nivel regional y nacional: los Bosques Latifoliados Siempre Verdes, y los Bosques Latifoliados Mixtos Semicaducifolios. Los primeros son los que brindan el hábitat a la única especie de primate que sobrevive en El Salvador, Ateles geofrogii. Los Bosques Latifoliados Mixtos Semicaducifolios, contienen en la Reserva los remanentes más extensos y menos fragmentados del país.  En este lugar se conservan 37 especies en peligro de extinción y más de 58 especies amenazadas.

En este sitio e encuentra compuesta por un mosaico de ecosistemas y agro ecosistemas, que van desde la conservación y utilización de manglares en la zona costera hasta la producción de caña de sal, camarón, coco, caña de azúcar, ganadería a pequeña escala y granos básicos y hortalizas en las zonas de transición y tampón. Los ecosistemas naturales componen un conjunto dinámico de ecosistemas costero marinos y ecosistemas terrestres de remanentes de bosques naturales, en donde en muchos casos puede observarse la transición entre ecosistemas “dulces y salados”.

 

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0


23 enero, 2014