Se trata de un fenómeno natural que está vinculado a disponibilidad de alimento y condiciones ambientales en el sitio, donde se han detectado altos niveles de oxígeno disuelto en agua.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) investiga una proliferación de algas en la zona de la bahía de La Unión. Se trata de organismos poco comunes y el fenómeno podría estar vinculado a disponibilidad de alimento y condiciones ambientales en esa parte de la costa.
Personal técnico de la institución se desplazó a la bahía para verificar la situación y tomar muestras de agua y de los organismos. Durante la inspección, se constató la abundante presencia de esferas “flotantes” sumergidas en el agua, pero con movimiento dependiente del oleaje.
Las observaciones en campo más los análisis en laboratorio han permitido determinar que se trata de un fenómeno natural con características de una proliferación de microalgas, aún por determinar su grupo taxonómico.

Imágenes de muestra al microscopio donde se observa la agrupación de células con pigmentación parda y verde.
No se observó ni se tienen reportes de mortandad de fauna, sin embargo; lo que puede verse afectado de manera temporal es la condición del agua, por las segregaciones de los organismos y la muerte de los mismos.
De acuerdo con el informe técnico, la temperatura del agua es baja, es decir que hay presencia de aguas frías, este tipo de condición favorece la disponibilidad de nutrientes que a su vez contribuyen a la proliferación de microalgas.
Asimismo, el reporte señala que los registros de oxígeno disuelto son altos, esto está vinculado en gran medida con la abundancia de microalgas y la hora del día (asociando con la radiación solar).
Las imágenes satelitales reflejan pequeños parches de concentraciones de clorofila en esa parte del litoral salvadoreño, aunque no muestran un evento de grandes dimensiones.

Imágenes satelitales con registros elevados de clorofila “a” en el Golfo de Fonseca. A la izquierda imagen captada el 05/01/2016 y a la derecha del 16/01/2016.
Pobladores de la zona consultaron sobre este fenómeno, que lo describen como una especie de “viruela” y que tiende a aparecer cada cinco o diez años en esta costa.
Por ser un cuerpo de agua semicerrado, el Golfo de Fonseca en época seca se caracteriza por registrar altos niveles de clorofila que indican la presencia de microalgas y, a su vez, las corrientes del Papagayo, en el Pacífico, contribuyen a la regulación de temperatura y de nutrientes.
El MARN continuará monitoreando esta floración algal, por lo que se sugiere no hacer uso recreativo de los sitios donde se localicen las manchas y evitar el consumo de moluscos con características de descomposición, en caso que los hubiere.