De acuerdo a los modelos meteorológicos todo indica que el fenómeno El Niño se mantendrá fuerte en los meses de marzo, abril y mayo y comenzará a debilitarse y entrar a una etapa Neutra a partir de junio.

San Salvador, 29 de febrero de 2016.

De acuerdo a los modelos meteorológicos todo indica que el fenómeno El Niño se mantendrá fuerte en los meses de marzo, abril y mayo y comenzará a debilitarse y entrar a una etapa Neutra a partir de junio. Las lluvias de mayo a agosto serían deficitarias, con algunas sequías, hasta bajo lo normal especialmente durante el mes de junio.

El Niño-Oscilación del Sur (ENOS), es un patrón climático que consiste en la oscilación de elementos océano/atmósfera en el Pacífico ecuatorial central. La fase cálida de este patrón se le denomina “El Niño”, la última comenzó a gestarse desde 2014, de intensidad fuerte y tiende a debilitarse hasta condiciones neutras en junio,  el evento contrario “La Niña” estaría gestándose durante agosto-septiembre próximo.

En El Salvador “El Niño”  significa ausencia o poca lluvia  y “La Niña” lluvias abundantes.

Otro indicador, como la temperatura superficial del Atlántico Tropical Norte (ATN), se encuentra de normal a cálido y así se mantendría en todo el período de predicción. Esta condición de normal a cálido podría restringir los efectos de sequía asociados a “El Niño”.

La Oscilación Decadal del Pacífico (PDO) es multidecenal y trata de la temperatura superficial del mar de ese océano en el hemisferio norte; la cual se encuentra en fase positiva, asociada a la presencia de “Niños” fuertes y es proporcional a la mayor ocurrencia de períodos de vientos “Nortes” en la misma región. Esto también se asocia con la fase negativa en que se encuentra la Oscilación Ártica y que se prevé continúe así al menos hasta mayo.

La perspectiva del clima considera las condiciones anteriores, las cuales se aplican estadísticamente a las metodologías de predicción como los Años Análogos (AA), con relación al período de agosto a enero último de nueve índices océanos/atmósfera, resultando 1998, 2004, 2007 y 2015 como los mejores años. Estos tienen en común principalmente analogías del comportamiento “El Niño” y de normales a cálido en el ATN.

La presente perspectiva es el promedio de los AA y la herramienta de predicción CPT,  del Instituto de Investigación Internacional para el Clima y la Sociedad  (IRI), aplicado a 25 estaciones de observación climatológica de la red nacional.

Descargar Informe completo

{phocadownload view=file|id=654|target=s}