Quiero agradecerle al Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad. Le agradezco por poner todo su empeño, toda su inteligencia, toda su sabiduría ante un problema y un tema de dimensión, no solo nacional, sino de la región y de toda la humanidad.

Tenía presente comentarles que recientemente, el sábado anterior en el desayuno que hacemos en la Residencia Presidencial, invitamos a campesinos y campesinas a las que les hemos entregado tierras; y en la conversación salieron temas que lo hacen reflexionar a uno,  sobre el impacto que tiene el tema medioambiental.

Me decía un señor: mira, nosotros tenemos una cooperativa y una parte de la cooperativa está en una zona de reserva, es una propiedad amplia, ahí hay una parte que ha sido declarada de reserva, me dice, y estamos preocupados porque esa parte como es de reserva tiene que pasar al Estado y qué va a pasar con el Estado, esa propiedad ya no va ser nuestra o va ser como antes, que vendían las tierras y esa tierra no va ser nuestra. Es un tema que se está abordando entre Medio Ambiente y la cooperativa.

Y después me decía otro señor, que es un trabajador que vive cerca, vive en la región donde yo nací, en el pueblo de Quezaltepeque, y me dijo, nosotros tenemos una comunidad que no hemos podido legalizarla. Ellos están en la falda del volcán, que es la zona que nosotros le decimos “la lava” y ahí es una zona de penetración donde hay mantos acuíferos. Claro, también es una zona de reserva para proteger el manto acuífero; entonces ellos estaban ahí planteando la legalización de su propiedad.

¿Por qué me hacen reflexionar esta conversación que tuvimos en el desayuno? Porque yo creo que también nosotros como seres humanos, la humanidad entera necesita hacer un cambio y ese cambio tiene que ser un cambio cultural, un cambio de cultura.

Debemos de comenzar a pensar cuál es la relación del hombre con la naturaleza, cuál es la relación de la economía con la naturaleza y  el mundo ha cambiado tanto. Los problemas que  ahora tenemos están asociados al tema medioambiental.

Conversando con los Presidentes de Honduras y Guatemala, que tuvimos una reunión previa a la reunión con el vicepresidente Biden, comenzamos a hablar de los problemas de la región vinculados al tema medioambiental y veíamos que tenemos una amenaza Guatemala-Honduras-El Salvador, en una región que se llama El Trifinio. Porque en Honduras se ha desarrollado un gorgojo que destruye las coníferas y allá en Honduras se han visto obligados a talar cantidad de hectáreas de tierra, porque es la única forma como combatir el gorgojo y después hay que volver a plantar.

Y el tema que tenemos es que esa se está acercando desde Honduras a la región de El Trifinio, que es una zona de preservación y es una región, es una reserva de biosfera.

Además, hablamos del problema de la seguridad alimentaria que tenemos con los tres países, consumimos frijol, maíz y el impacto que ha tenido todo este fenómeno del cambio climático y la sequía.

Y después se estuvo hablando del tema último, relacionado con el chikungunya y el zika y ese mosquito que ha aparecido en la región, que no es de acá y que también algunos estudios lo están relacionando al fenómeno medioambiental.

Por eso yo digo que tenemos un problema de cambiar nuestros patrones culturales, de relacionarnos con la naturaleza. Creo que son temas que se abordan en foros internacionales, el foro de las Naciones Unidas ahí está hablando sobre todo el tema del calentamiento global.

Pero nosotros acá tenemos que hablar de cómo vamos a adaptar al país a esa nueva realidad ambiental y cómo lo seguimos degradando. Por eso para mí es muy importante, primero, habernos demostrado de que el país también no solo tiene como prioridad los temas de seguridad, el tema de crecimiento económico, el tema relacionado con la educación, con el desarrollo social, sino también el tema medioambiental.

Y ustedes han sensibilizado al país de que ese tema tiene que abordarse en la profundidad, como se abordan los otros temas y que puede afectar también el desarrollo del país sino lo abordamos en su momento y a tiempo.

Yo les agradezco en nombre de todo el pueblo salvadoreño esa dedicación.

Ustedes tienen los conocimientos adecuados, tienen la inteligencia, tienen la sabiduría y no dudo que vamos a saber enfrentar estos retos que tenemos planteados.

Queridos amigos y amigas:

Todos los actos de nuestro gobierno son importantes, porque llevan el objetivo de trabajar, como hacemos día a día, por el progreso de El Salvador y el bienestar de toda la población.

Sin embargo, este de hoy, la creación del Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad, tiene un significado especial, porque está directamente relacionado con la vida, es decir con la preservación de nuestro medio ambiente, asegurar nuestros recursos naturales para las presentes y futuras generaciones, contribuir a adaptarnos de la mejor manera y tomar medidas ante los efectos  del cambio climático.

Es por ello que afirmamos que preservar el medio ambiente y los recursos naturales es preservar la vida.  Cuidar a nuestra madre naturaleza, desarrollar una relación armoniosa seres humanos y  medio ambiente es posible e indispensable para la sobrevivencia de la humanidad.

Al saludarlos a todas y a todos muy cordialmente, les expreso la gratitud de mi gobierno y el pueblo por dedicar su tiempo, experiencias y sabiduría a buscar soluciones y políticas a uno de los problemas más complejos que enfrenta el planeta y que vivimos en nuestro país y nuestra región centroamericana.

La creación del Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad forma parte integral del compromiso de mi gobierno de promover la capacidad del país, de las comunidades y ciudades, para enfrentar el cambio climático, y para construir planes de adaptación que fortalezcan el crecimiento y la prosperidad de manera sostenida.

Para el buen vivir de los salvadoreños la naturaleza es el punto fundamental donde se manifiesta y se concibe todo el desarrollo de la vida.

Conservar el medio ambiente y desarrollar los mecanismos para disminuir la vulnerabilidad ante el cambio climático, que nos golpea y absorbe importantes recursos financieros, es una responsabilidad que todos los salvadoreños debemos afrontar.

Es por esa razón que reafirmamos nuestro compromiso con todos los esfuerzos para utilizar de manera inteligente y sostenible nuestros tan preciados recursos naturales, garantía de vida y bienestar para El Salvador.

Este nuevo Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad marca un importante avance para asegurar a las nuevas generaciones un país más seguro ante los riesgos de los fenómenos naturales y el cambio climático,  un país con sustentabilidad ambiental.

Para enfrentar este gran reto se necesita del trabajo de todos.

Nuestra historia nos ha enseñado que debemos trabajar unidos y concederle importancia al diálogo, como mecanismo fundamental para la construcción de estrategias de desarrollo y bienestar.

Ante los fenómenos naturales que han provocado en El Salvador cuantiosos estragos en la infraestructura, la economía y, lo más lamentable, pérdida de vidas humanas, nos hemos planteado con el Plan Quinquenal de desarrollo disminuir la vulnerabilidad y fortalecer nuestro eficaz  Sistema de Protección Civil.

Uno de los objetivos del trabajo de todas nuestras instituciones, en el marco del Buen Vivir, es dar paso hacia una economía y una sociedad ambientalmente sostenible, capaz de resistir a los embates del Cambio Climático.

Trabajamos teniendo como guía la conservación de los recursos naturales, protegiendo nuestro ecosistemas y toda su biodiversidad.

Lo social y lo biológico forman parte de un todo, la armonía de las diferentes partes es posible, en eso también fundamentamos nuestra apuesta por el dialogo, la participación y el consenso de los diferentes sectores del país.

Esto nos ha permitido crear mecanismos adecuados para responder eficazmente a la problemática nacional, y un ejemplo más de este nuevo estilo de gobernar es la curación del Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad.

Amigas y amigos:

El objetivo del Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad es alcanzar y concretar acuerdos y compromisos nacionales para promover la sustentabilidad, revertir la degradación ambiental y reducir la vulnerabilidad ante el cambio climático y los fenómenos de origen natural.

En el Consejo establecemos un espacio de diálogo y concertación de políticas públicas que sean eficaces en materia de sostenibilidad ambiental.

De igual manera, trabajaremos para concretar compromisos nacionales para avanzar hacia la sustentabilidad.

El diálogo y el consenso que construiremos con en este nuevo Consejo nos permitirán afrontar con mayores aciertos los retos que enfrentamos los salvadoreños y salvadoreñas.

Uno de estos retos es el stress hídrico, que tensiona muchas sectores productivos y comunidades del país.  Nuestro país tiene que saber enfrentar los problemas de disponibilidad y calidad del agua, eso es parte de la construcción del Buen Vivir, donde se fomenta el derecho a la vida humana en armonía con la naturaleza.

Tenemos problemas de contaminación, de períodos extremos de lluvia seguidos de sequías intensas que disminuyen la disponibilidad de agua.  En centroamérica ahora se habla de un Corredor Seco, definitivamente, el trabajo para saber superar este problema común nos necesita  a todos.

En nuestra estrategia del Buen Vivir trabajamos por una relación equilibrada entre la sociedad, el Estado, la economía y la naturaleza.

La sustentabilidad ambiental es una responsabilidad de todos, de la sociedad en su conjunto, tanto de las instituciones del Estado como de la empresa privada, las comunidades y de cada ciudadano en particular.

El Salvador es uno de los países más afectados por los fenómenos naturales y los efectos del cambio climático. Su alta vulnerabilidad ante estos problemas nos impone de manera impostergable trabajar para preservar y restaurar nuestros ecosistemas y paisajes.

De igual manera damos seguimiento a las líneas de acción del Plan Quinquenal de Desarrollo, en el cual como gobierno establecemos que  no es posible el crecimiento económico, la seguridad alimentaria, la conservación de la vida con calidad si no se revierte la degradación actual de los ecosistemas de gran valor con que cuenta el país.

Es por eso que construimos un desarrollo económico  para el progreso social que está basado en el respeto  al medio ambiente y el uso racional de los recursos naturales, fomentando su preservación.

Los recursos naturales, vitales para el crecimiento económico y desarrollo sostenible, se han visto degradados por diversas causas históricas, que han incrementado nuestra vulnerabilidad ante fenómenos climáticos y otros fenómenos naturales destructivos.

De ahí, la gran importancia de la creación del Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad.

A ello se suman nuestros compromisos con la humanidad de contribuir a lograr un planeta limpio, seguro  y sostenible a partir de los acuerdos alcanzados el pasado 12 diciembre en París, en laConvención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

En esa reunión mundial, en la cual nuestra delegación jugó un activo papel, todos los países se comprometieron por primera vez a reducir sus emisiones de gases contaminantes, reforzar laresiliencia y unirse para defender el clima.

El Salvador como estado honrará esos compromisos y les adelanto que nuestro país estará entre los primeros en ratificar el Acuerdo de Paris, un proceso que comenzará en las Naciones Unidas a partir del 22 de abril de este año, cuando se celebra el Día de la Madre Tierra.

Estimados amigos y amigas.

presidente

La creación del Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad marca un momento importante de la historia de nuestra nación, y es la mejor oportunidad para que todos juntos trabajemos por preservar y mejorar la vida en El Salvador.

Consideramos también que es un paso importante para alcanzar los objetivos del Plan Quinquenal de Desarrollo.

Confiamos en Dios y en la capacidad de las personas que trabajan en este organismo.

El pueblo salvadoreño sabrá agradecer este esfuerzo y compromiso que buscará soluciones para salir adelante con los retos que asumimos como nación.

Sigamos trabajando unidos.

Muchas gracias.