Países latinoamericanos promueven acciones forestales comunitarias frente el cambio climático


Honduras, Guatemala, Colombia y El Salvador se alían para promover cadenas de valor forestal y mejorar resiliencia de comunidades locales.

San Salvador, 30 de abril de 2019. El fortalecimiento de los derechos de las comunidades locales y de los pueblos originarios es necesario para asegurar el manejo sostenible de los bosques y el bienestar de los ecosistemas.

El proyecto “Comunidades, Bosques y Biodiversidad: Promoviendo el diálogo, intercambio y cadenas de valor forestal para adaptarse y mitigar el cambio climático”,  tiene como objetivo fortalecer modelos de manejo integral del bosque desde la visión de las Organizaciones de Base Comunitaria (OBC) y Organizaciones de Pueblos Indígenas (OPI) con un enfoque de manejo territorial como mecanismo para adaptarse y mitigar el cambio climático en 4 países de América Latina, que incluyen Honduras, Guatemala, Colombia y El Salvador, que se incorporó recientemente para enriquecer el área de influencia del proyecto.

Este es uno de los ocho proyectos  del componente de Bosques, Biodiversidad y Ecosistemas (BBE) del programa EUROCLIMA+, financiado por la Unión Europea, cuya propuesta fue hecha de manera conjunta por ICCO Cooperación, la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP) en Guatemala, la Federación de Productores Agroforestales de Honduras (FEPROAH), Mokitia Asla Takanka (MASTA) y el Consejo Comunitario Mayor de la Organización Campesina del Alto Atrato (COCOMOPOCA) en Colombia.

Los días 25 y 26 de abril responsables de las agencias implementadoras del componente BBE, Expertise France y GIZ, así como la Delegación de la Unión Europea en El Salvador, autoridades del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador (MARN) y representantes de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), se reunieron con el fin de presentar el proyecto de manera formal al MARN, identificar sinergias con otros proyectos en curso, y favorecer una dinámica de trabajo. Además, se realizará una visita de campo a la Asociación de Reconstrucción y Desarrollo Municipal de Cinquera, la cual cuenta con 120 asociados que buscan mejorar el manejo sostenible de los bosques y establecer plantaciones forestales con fines de secuestro de carbono y en donde se estarán estableciendo 200 hectáreas de plantaciones forestales.

Antonio Cañas, especialista del MARN y persona de enlace de El Salvador para EUROCLIMA+, reconoció la importancia y prioridad que tiene el bosque de Cinquera para El Salvador, considerado como uno de los pulmones verdes del país y de la región, y resaltó la experiencia de la Asociación de Reconstrucción y Desarrollo Municipal (ARDM) como un modelo comunitario de manejo sostenible y protección del ecosistema forestal y como un ejemplo en la región centroamericana.

Marvin Centeno, coordinador regional del proyecto por parte de ICCO Cooperación, resaltó que el bosque de Cinquera y su modelo de manejo y forestal sostenible, bajo la gestión de la ARDM, harán una contribución importante y estratégica para el proyecto, ya que uno de sus resultados esperados es la sistematización de estas experiencias de manejo y de cadenas de valor para el intercambio de las lecciones aprendidas con otras comunidades forestales y de pueblos indígenas como los bosques del Petén en Guatemala, los bosques del Alto Atrato en Colombia y de las experiencias de manejo en La Mosquitia hondureña y en las zonas de manejo forestal y agroforestal en Honduras.

El proyecto incrementará acciones de colaboración, cooperación regional y diálogo político entre las OPI/OBC y las autoridades estatales para compartir aprendizajes, sistemas de gobernanza multinivel que pueden haber sido efectivos para detener la deforestación, degradación del bosque y la pérdida de biodiversidad.

Sobre los socios implementadores

ICCO Cooperación, solicitante principal del proyecto, es una organización internacional holandesa de cooperación para el desarrollo, con más de 50 años de experiencia y presencia global. Contribuye en la reducción de la pobreza y de la desigualdad, asegurando medios de vida sostenibles, justicia, dignidad y seguridad. Sus fondos provienen del gobierno holandés, de gobiernos europeos, de fuentes multilaterales, del sector privado y de iglesias holandesas.

ACOFOP (Guatemala), co-solicitante, es una asociación reúne a las comunidades de la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera Maya para gestionar las concesiones forestales que representan colectivamente mayor área de bosque certificado del mundo bajo la gestión comunitaria.

FEPROAH (Honduras), co-solicitante, surge en el año 2000 con el propósito de desarrollar acciones de incidencia para lograr que las organizaciones y sus afiliados, hombres y mujeres, lleven a cabo sus actividades productivas en un ambiente transparente, a nivel local, regional y nacional donde encuentran la menor dificultad para el beneficio de las familias y comunidades.

MASTA (Honduras), co-solicitante de la propuesta, nace en 1976 en la comunidad de Awas, consejo territorial BAMIASTA. Tiene como fin el fortalecimiento de la autonomía y gobernanza indígena del territorio de La Muskitia, revitalizando nuestra cultura y garantizando la legalización, administración y control colectivo de nuestras tierras, territorios y recursos naturales. MASTA se encuentra en todo el Departamento de la Moskitia y desarrolla iniciativas como: Derecho Indígena, Defensa del territorio y Recursos Naturales, Cambio Climático, Autonomía Indígena, Educación Bilingüe.

COCOMOPOCA (Colombia) es una organización donde se reúnen todos los miembros de las comunidades de la región, que tienen sus necesidades básicas insatisfechas y que desean construir un futuro mejor, y que está conformada por campesinos beneficiarios del territorio. El marco de acción y área de trabajo de este Consejo Comunitario son zonas rurales de los municipios de Atrato, Bagadó, Lloró y Certegui en donde existan comunidades afiliadas a la organización.

 

Sobre EUROCLIMA+

EUROCLIMA+ es un programa financiado por la Unión Europea para promover el desarrollo ambientalmente sostenible y resiliente al clima en 18 países de América Latina, en particular para el beneficio de las poblaciones más vulnerables. El Programa se implementa bajo el trabajo sinérgico de siete agencias: Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Expertise France (EF), Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP), Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH y ONU Medio Ambiente.



Compartir en:


30 abril, 2019