En el taller participan representantes de los ministerios o secretarias de medio ambiente de la región. La propuesta será presentada al Programa de Preparación del Fondo Verde del Clima.

San Salvador, 20 de julio de 2016. Representantes de los ministerios –o secretarías- medioambientales y agricultura de El Salvador, Guatemala, Honduras, Costa Rica, Panamá y República Dominicana participan en la discusión de una primera propuesta para la formulación de un proyecto que busca responder a los desafíos del cambio climático y a los efectos de la sequía en la región centroamericana.

Dicho plan sería presentado al Programa de Preparación al Fondo Verde del Clima en el marco del Programa Regional de Resiliencia al Cambio Climático.

El taller es coordinado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PMUNA) y cuenta con la ayuda de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

En sus palabras introductorias, el Oficial de Programa de Inversión de la Oficina Sub Regional de la FAO en el país –Mario Castejón- hizo hincapié sobre los factores de vulnerabilidad en la composición de los riesgos climáticos, incluido la sequía.

“Entre ellos está la pobreza, la desigualdad, la inoperatividad de la regulación del uso del suelo; para abordar exitosamente esta problemática, estos elementos deben ser tomados en cuenta”, explicó el funcionario.

Además agregó que dadas las características de la región, la sequía es solo una expresión de una base compleja de los peligros del cambio climático, que propician la ocurrencia de plagas y enfermedades, acarrean afectaciones en los mercados y agudizan la migración y la violencia.

En su intervención, la titular del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl, habló sobre la importancia de colocar el cambio climático como prioridad.

“Cada vez más estamos logrando poner el tema de cambio climático como una prioridad de los países, con dificultades, pero lo estamos haciendo. Aquí está involucrado el tema de seguridad alimentaria y el resguardo de las vidas de las personas; es un tema de prioridad nacional. Realmente debe haber una transformación radical en las prácticas de lo que hacemos, como la quema de terrenos”, comentó.

La Ministra Pohl hizo un llamado a provechar todas las fortalezas de la región en la formulación de la propuesta.

La reunión finalizará el viernes 22 de julio y se espera que a finales de agosto, en Panamá, los ministros y ministras de ambiente y agricultura se reúnan para validar el plan.