Mitigación


barra_colores_interna

Intervención antropogénica para reducir las fuentes o mejorar los sumideros de gases de efecto invernadero.

El Salvador ha desarrollado una serie de programas y proyectos encaminados a reducir emisiones de gases de efecto de invernadero, entre estos se puede citar la nueva Política de energía que a corto plazo pretende impulsar medidas como la eficiencia energética y a largo plazo transformar la matriz energética impulsando la energía renovable. También se cuenta con un programa de eficiencia energética en edificios públicos el cual está siendo liderado por el Consejo Nacional de Energía (CNE) y se cuenta con 94 comités de eficiencia energética en igual número de edificios del sector público.      

Protocolo de Kyoto

Fue aprobado por las Partes en 1997, con el propósito de establecer compromisos legalmente vinculantes para la reducción de emisiones de Gases de Efecto de Invernadero (GEI). El objetivo principal es reducir las emisiones de GEI de los países industrializados, de al menos 5% en relación a los niveles de 1990, para el período 2008-2012.

El Salvador  ratificó el Protocolo de Kyoto en 1998, y con ello acceso al mercado de carbono por medio del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL). Este mecanismo permite, a proyectos que reducen emisiones de GEI, localizados en países no anexo 1 (en desarrollo) obtener Certificados de Reducción de Emisión (CRE) conocidos como “bonos de carbono”. Estos proyectos pueden ser desarrollados por  empresas privadas, ONGs, gobiernos y otras instituciones; siempre y cuando los proyectos sean aprobados por la Autoridad Nacional del país anfitrión y cumplan con los criterios de desarrollo sustentable. Los proyectos MDL tienen que respetar el ciclo de proyecto y los requisitos definidos por la Junta Directiva MDL.

El Salvador ha registrado 7 proyectos bajo ese mecanismo con la reducción de 638,028  toneladas anuales de dióxido de carbono (CO2).

Icon

Protocolo de Kioto 161.60 KB 158 downloads

...

Energía:

De acuerdo con los Inventarios de Gases de efecto de Invernadero de los años 1994, 2000 y 2005, el sector energía es el que más emisiones genera a nivel nacional, en la última estimación (año 2005) alcanzó el 40.9%; las estimaciones de gases de efecto invernadero se realizan por indicación del MARN y requieren información de entidades de los sectores que el informe abarca: Energía, procesos industriales, agricultura, uso de la tierra cambio del uso de la tierra y silvicultura y el sector desechos El MARN propicia el espacio para la vinculación de estos sectores. Estos inventarios forman parte de las Comunicaciones Nacionales de Cambio Climático que El Salvador presenta a la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático.

El ente estatal destinado a la aplicación de la Política Nacional de Energía es el Consejo Nacional de Energía, de cuyo consejo de directores forma parte el ministro de medio ambiente y recursos naturales. La política nacional de energía plantea una estrategia de reducción del consumo de la energía en el corto plazo, y a mediano y largo plazo el aprovechando al máximo del potencial de generación de energía renovable, para lo que ambas instituciones trabajarán en forma conjunta.

En materia de eficiencia energética, el Consejo Nacional de Energía cuenta con el proyecto Eficiencia Energética en Edificios Públicos en el cual, el MARN forma parte de la Junta Directiva. Este proyecto pretende desarrollar conciencia en las instituciones del Estado sobre la importancia de utilizar la energía de manera  eficiente; así como, desarrollar los mecanismos legales a fin de institucionalizar esta práctica.

Además, el  Consejo Nacional de Energía  coordina el “Programa El Salvador Ahorra Energía” (PESAE), conformado por instituciones de gobierno, academia y entidades privadas; este programa tiene el objetivo de crear e implementar la política de eficiencia energética del país; el MARN participa activamente en los grupos que conforman el PESAE.

En esta línea de eficiencia energética, el MARN, cuenta con un comité de eco-eficiencia que abarca cuatro áreas ambientales, siendo uno de los principales ejes de trabajo la eficiencia energética en energía eléctrica y combustibles; en esta línea se cuenta con una política y un instructivo que establecen las directrices para el uso más eficiente de estos recursos; también se ha desarrollado una serie de actividades encaminadas a reducir el consumo de energía eléctrica en todas las dependencias del Ministerio de Medio Ambiente.

Siempre en el ámbito de cambio climático, el MARN está participando activamente en el desarrollo del proyecto: “Vulnerabilidad al Cambio Climático de los Sistemas de Producción Hidroeléctrica en Centroamérica y Opciones de Adaptación”, cuyo grupo interinstitucional de trabajo es coordinado por la Superintendencia de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) y en el que además trabajan: Comisión Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA),  Ministerio de Obras Públicas (MOP), Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). Este proyecto se está desarrollando a nivel regional y cuenta con el apoyo técnico y financiamiento de la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE) y de la Alianza en Energía y Ambiente con Centroamérica (AEA).

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0


1 Julio, 2013