Un grupo de especialistas en manejo sostenible de recursos naturales, desarrollo social, temas forestales y ambientales fueron parte de la misión del  grupo del Banco Mundial que visitó  El Salvador


San Salvador,  22 de enero de 2016. Un grupo de especialistas en manejo sostenible de recursos naturales, desarrollo social, temas forestales y ambientales fueron parte de la misión del  grupo del Banco Mundial que visitó  El Salvador,  para recorrer diferentes lugares que cuentan con áreas potenciales para ser incluidas en la aplicación de la estrategia de  restauración de ecosistemas y paisajes.

Los delegados, quienes  fueron acompañados por especialistas del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, sostuvieron encuentros con diferentes comunidades que implementan  medidas orientadas a revertir la deforestación y disminuir los niveles de vulnerabilidad socioeconómica y ambiental del país, de cara a los impactos del cambio climático.

La inspección de campo incluyó con un recorrido en lancha por el área natural protegida del sur poniente de la Bahía de  Jiquilisco, en Usulután, en donde se encuentra un bosque salado formado por la variedad de cinco tipos de mangle, algunos de hasta 30 metros de altura.

Los delegados se reunieron con pobladores de ocho comunidades que trabajan en el desazolve de los canales del Izcanal, El Dorado, Llorón y la Anciana, que permiten  la fluidez en el drenaje para el mantenimiento y preservación de los cultivos de mangle.

David Marroquín, técnico de la Fundación Mangle,  que acompaña los procesos organizativos en la zona, explicó a los especialistas el mecanismo de Restauración Ecológica del Manglar (REM), que forma parte del plan de manejo que implementan los pobladores, el cual es ejecutado en su mayoría por mujeres y se incorpora dentro del Plan  Nacional de Cambio Climático  impulsado en el último quinquenio  por MARN.

Por su parte, Gerardo Segura, coordinador de la misión del Banco Mundial,  manifestó que “en el recorrido pudimos constatar de que esta es una zona muy bella, hay mucha diversidad de aves y otras especies típicas de estos ambientes. Pero lo más lindo ha sido la unión de las comunidades locales para  cuidar y recuperar el manglar. Hay muchas zonas que se han ido afectando porque han sido invadidas por una agricultura que no es sostenible, eso afecta, va cerrando los canales y provoca que muera el manglar. El esfuerzo que están haciendo aquí, es un gran ejemplo para otras regiones de este país, pero también para otros países”.

Adicionalmente, en la casa comunal de la Comunidad Ciudad Romero, los visitantes conocieron de la experiencia de la Asociación de Comunidades Unidas de Usulután, constituida por pequeños productores de granos básicos y café, que promueven la agricultura orgánica, y que están interesados en implementar técnicas de manejo ambiental que eviten la erosión y contaminación de las cuencas hidrográficas.

Segura, destacó el interés de entrelazar acciones entre ambas poblaciones asegurando que  “el trabajo acá tiene muchos retos, porque hay muchos intereses, muchas necesidades, todo el tema que tiene que ver con el azolve de los canales por el arrastre de sedimentos que viene desde muy lejos, lo sufren los pobladores de la bahía  de Jiquilisco, nos interesa que las inversiones que se hagan tomen muy en cuenta los esfuerzos que hacen las comunidades acá, para corregir problemas que se generan desde muy lejos, por eso es importante conectar lo que pasa en las cuencas arriba, con lo que pasa acá en las cuencas de abajo, en la costa”.

La visita de campo concluyó con una reunión con funcionarios de la Alcaldía de Tecoluca en el departamento de San Vicente, municipalidad que ha sido la primera en impulsar la primera ordenanza que regulará el uso de la quema para la zafra  y la utilización de químicos por riego aéreo en el cultivo de caña, según lo expresaron  Alejandro  Félix Jovel, Coordinador de la Unidad Ambiental y Herbert  Sanabria, Jefe de la Unidad de  Gestión.  La comuna forma parte de la micro región Los Nonualcos, conformada por 19 municipios que están interesados en replicar esta experiencia en sus territorios.

El representante del Banco Mundial,  antes de su partida de forma muy complacida expresó, “ afortunadamente vemos que existe una gran continuidad en este proceso, desde la administración pasada y desde luego ahora todo el trabajo que ha hecho esta administración, para retomar los temas y continuar apoyando el desarrollo de las estrategias de restauración, con este importante enfoque de adaptación. Nosotros estamos acá para continuar apoyando este proceso. Uno de los temas centrales para nosotros es que todo sea incluyente, participativo, plural y democrático”.