México capacitará a técnicos en tema de calidad del aire

Aumentar el conocimiento sobre la relación variabilidad climática y los índices de calidad de aire urbano en el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS), y definir nuevos índices o umbrales nacionales

Aumentar el conocimiento sobre la relación variabilidad climática y los índices de calidad de aire urbano en el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS), y definir nuevos índices o umbrales nacionales para emitir alertas por medio de un protocolo con otras instituciones, son los objetivos de un taller que especialistas mejicanos bridarán a técnicos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

El taller que esta mañana inauguró la ministra Lina Pohl se denomina: “Variabilidad del clima, su relación con el contaminante PM2.5 y con la salud para la emisión de Alertas” y será impartido por expertos mexicanos provenientes del Instituto de Ecología y Cambio Climático de México (INECC).

La cooperación ha sido establecida entre los Gobiernos de El Salvador y México, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores y Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, con la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático de México.

El taller “Variabilidad del clima, su relación con el contaminante PM2.5 y con la salud para la emisión de alertas” se realiza para impulsar la formación técnica de especialistas de diversas instituciones de El Salvador (15 instituciones del gobierno, autónomas, universidades y alcaldías) en monitoreo y alerta del clima.

Se realizará de manera presencial y a través de videoconferencias durante una semana, del 24 al 28 de agosto de 2015; y cuenta con el total apoyo logístico del Ministerio de Relaciones Exteriores.

La contraparte salvadoreña cuenta con el apoyo económico de la Fundación Heinrich Böll Stiftung, a través del proyecto “Adaptación al Cambio Climático: Gestión de Calidad del Aire”.

Posterior al taller, se realizarán jornadas de trabajo con todas las instituciones participantes de este primer taller para validar los nuevos índices y protocolos para emisión de alertas tempranas por contaminación atmosférica en el AMSS y se mejorará la información brindada a la población en tiempo real a través de una página web dinámica.

La inauguración del taller fue precedido por la ministra del MARN, Lina Pohl, el viceministro de Relaciones Exteriores, Integración y Promoción Económica, licenciado Carlos Castaneda y el Embajador de México en El Salvador, Francisco Javier Olavarría.


Calidad del aire en el AMSS

Monitorear la calidad del aire surge como una preocupación ante la inminente contaminación de la atmósfera, debido al incremento de ciertos constituyentes que esta posee, los cuales al irse incrementando, sobrepasan las cantidades que las especies en el planeta necesitamos para sobrevivir; convirtiéndose así en contaminantes atmosféricos.

El MARN ha establecido un sistema de registro de los contaminantes y criterios de calidad del aire en las principales áreas de interés, que sirvan de base para el desarrollo de medidas que lleven al saneamiento ambiental y a mantener una estrecha comunicación con la población.

La Red de Monitoreo de la Calidad del Aire (REDCA) del MARN funciona en el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS). Las estaciones automáticas que recopilan datos de concentraciones de material particulado de menos o igual a 2.5 micrómetros de diámetro (PM2.5) se encuentran ubicadas en la Asamblea Legislativa y Universidad Don Bosco (estaciones CGOB y UDB respectivamente). El alcance de la estación es 4 km de radio colocando la estación como centro.


¿Por qué se monitorea el material particulado PM2.5?

El tamaño de estas partículas (30 veces más pequeñas que el grosor de un cabello) es tan fino que pueden ingresar en las partes más profundas de los pulmones; de ahí que se relaciona con problemas de asma, bronquitis y puede afectar también el sistema cardiaco, siendo los niños y las personas adultas mayores los más susceptibles a riesgos de salud ya que su sistema respiratorio inmune es más débil.

Se monitorean las inmisiones (concentración de contaminantes en el aire cuya absorción causa daños a la salud humana y el medio ambiente) no las emisiones (flujo de distintos compuestos que son enviados al ambiente a través de un ducto, ejemplo: escapes de automóviles o chimeneas industriales).