MARN y PNC decomisan a tres monos encadenados a un vagón de circo


San Salvador, 10 de julio de 2018. Tres monos araña (dos hembras y un macho adultos) que permanecían encadenados a los viejos hierros de un vagón de circo estacionado en un predio baldío en el cantón El Jagüey, jurisdicción de Conchagua, La Unión, fueron decomisados por personal del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

Además de biólogos y una médica veterinaria del Ministerio, en el operativo participaron agentes de la División de Medio Ambiente de la Policía Nacional Civil y de Seguridad Pública, un fiscal de la región de San Miguel y un técnico del Parque FURESA.

Preliminarmente se informó que los animales se encontraban abandonados, sin embargo, cuando las autoridades llegaron, constataron que aun lado del vagón había otro similar donde habita una persona identificada como Marta Alicia Córdova, quien aseguró ser la propietaria de los animales.

Córdova presentó un permiso de tenencia de un mono cara blanca, un mono araña y un loro nuca amarilla extendido en 1999, es decir hace 19 años, por la extinta oficina del Servicio de Parques Nacionales, Vida Silvestre, de la Dirección de Recursos Naturales Renovables del Ministerio de Agricultura. Se desconoce bajo qué condiciones le extendieron ese permiso. Sin embargo, está claro que en la actualidad tiene tres monos y los tres son de la especie araña.

La mujer explicó que es parte del circo “Circo Real Italiano” y que  actualmente anda en gira, pero que esta vez no se unió a la caravana, porque no había un vagón en buenas condiciones para transportar a los animales, por lo que decidió quedarse para cuidarlos. Desde agosto de 2013 la Asamblea Legislativa prohibió los espectáculos con animales silvestres. La Fiscalía dará seguimiento al caso para determinar si los animales eran parte del espectáculo.

El Jagüey es un cantón costero de Conchagua a donde el sol pega muy fuerte. Tan fuerte, que los primates se protegían bajo la sombra del cajón caliente. Además de las cadenas y cuerdas que los mantenía amarrados al vagón, no tenían agua para beber. En su interior encontraron colchones, toldos, aparatos electrodomésticos inservibles y restos de mangos.

Ni las condiciones, ni la alimentación en las que se encontraron los primates son las adecuados, por lo que se procedió a su decomiso. Para ello hubo necesidad de utilizar cerbatanas con dardos tranquilizantes.

Los animales fueron trasladados en jaulas especiales hacia San Salvador, donde recibirán tratamiento veterinario. Luego serán trasladados hacia un resguardo de vida silvestre en el occidente del país.

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0


10 julio, 2018