MARN y autoridades locales se preparan para prevenir incendios forestales en Áreas Naturales Protegidas


La finalización de la temporada de lluvias y la llegada de los frentes fríos en época  seca han puesto sobre la mesa el tema de los incendios forestales en Áreas Naturales Protegidas (ANP). Hoy la ministra del MARN, Lina Pohl, se reunió con actores locales de la zona central y paracentral para coordinar acciones orientadas a la prevención y el combate del fuego.

Una de esas acciones consiste en la apertura de 100 kilómetros de brechas cortafuego en al menos 15 ANP, para evitar la propagación de las llamas en caso de registrarse incendios forestales.

Estas acciones tendrán mayor fuerza en las nueve Áreas Naturales Protegidas del  país que, por lo general, son las más afectadas con incendios forestales: Complejo San Marcelino, La Magdalena, El Playón, Taquillo, San Juan Buena Vista, Colima, La Joya, El Caballito y Conchagua.

Las brechas cortafuego consisten en la remoción de material vegetal hasta llegar al suelo mineral dentro de una zona con vegetación, a fin de que un incendio forestal no pueda expandirse y su control sea más efectivo.

El MARN identificó aquellas zonas de mayor peligrosidad, ubicadas en colindancias a cultivos de caña, en puntos donde hay mayor densidad arbórea o donde existe una capa de vegetación seca que se pueda convertir en combustible para un incendio, como los rastrojos de cultivos.

La ministra Pohl explicó que en los últimos cuatro años (2012-2016),  se han registrado 237 incendios forestales que han afectado 9, 748.47 hectáreas,  registrando una mayor grado de afectación en las áreas de amortiguamiento.

Lamentablemente estos siniestros son causados por la actividad humana: un 22% de incendios han sido generados por la extracción de fauna como por ejemplo personas que dan fuego a las cuevas de iguanas para forzar su salida), un 56% se debe a la actividad agrícola y un 22% son incendios intencionados.

Debido a esa situación recurrente, en 2016-2017 el MARN activará cinco Centros de Operación Regional para el Combate de Incendios Forestales, los cuales estarán ubicados en El Imposible, El Playón, Tehuacán, La Cañada  y en el Parque Nacional San Diego La Barra.

Durante la reunión, técnicos de la Dirección de Ecosistemas y Vida Silvestre instruyeron a los presentes sobre las etapas de atención y el protocolo de actuación donde se definen los casos y momentos en los que intervienen analistas, autoridades municipales y demás actores locales.

La ministra recordó que sigue vigente el  Decreto Ejecutivo mediante el cual prohíbe la quema agrícola en períodos de la época seca en que se verifique presencia de vientos fuertes para evitar la propagación de incendios que puedan afectar ecosistemas forestales y acuáticos, así como vegetación cercana, cultivos agrícolas aledaños y asentamientos humanos.

Además, el Observatorio Ambiental del MARN ha colocado en la página electrónica www.marn.gob.sv, un espacio especial de información sobre monitoreo de incendios forestales para que sirva como un marco de referencia a personal técnico operativo y para la toma de decisiones en materia de prevención, disposición de recursos y estrategias de combate para incendios forestales.

Ahí se detalla una serie de mapas e información meteorológica (boletines y pronósticos) básica, cuyo objetivo es servir de insumo para complementar el monitoreo y análisis diario de la posible susceptibilidad que pueda darse en el territorio en el tema de incendios forestales.

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0


20 diciembre, 2016