La ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) Lina Pohl en compañía de técnicos especialistas verificaron esta mañana el cumplimiento de las medidas preventivas dictadas al Ingenio Azucarero La Magdalena, ubicado en el municipio de Chalchuapa, Santa Ana, posterior al derrame de melaza que afectó al río del mismo nombre, ocurrido el pasado 5 de mayo.

Entre las medidas que se verificaron está la clausura o cierre de la pila de almacenaje de melaza donde se produjo del derrame. Esta medida implica la demolición de la infraestructura y restauración del suelo afectado.

Otra medida es la restauración de la quebrada ubicada dentro del área del proyecto, la cual en su momento fue desviada con maquinaria pesada y bordas temporales para evitar que la melaza continuara derramándose en el cauce; además de que la melaza fuese dispuesta en sitios debidamente autorizados por el MARN y que el ingenio implementara planes para la repoblación de especies acuáticas afectadas.

Dentro de las medidas dictadas también está la identificación de posibles depósitos o acumulaciones de melaza y la existencia de pozas o estancamientos de agua con altas concentraciones de melaza en el tramo aguas abajo del sitio del derrame, es decir, a lo largo del cauce y riveras del río Magdalena, río Galeano y río San Lorenzo y río Paz asó como realizar el retiro de cualquier depósito de melaza y el bombeo de aguas estancadas identificadas con altas concentraciones melaza, a efecto de eliminar cualquier residuo que pudiera continuar afectando la calidad de agua.

Otro equipo del Ministerio recorrió el río abajo para verificar las condiciones de la fauna afectada por la melaza.