MARN, Unión Europea, Alcaldía y PMA inauguran puente en Jiquilisco


Jiquilisco, 4 de octubre de 2018. El viceministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Ángel Ibarra; la alcaldesa de Jiquilisco, Loida de Pérez; el agregado en asuntos de cooperación de la Delegación de la Unión Europea (UE), Erik Kristensen, y el representante del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Andrew Stanhope, inauguraron hoy el puente de la Comunidad 14 de Julio, ubicado sobre el río Roldán, el cual beneficiará a 1.600 personas de cinco comunidades en Jiquilisco y una comunidad en San Agustín.

El puente, que fue construido en el marco del proyecto Respuesta al Fenómeno de El Niño en el Corredor Seco de Centroamérica (PRO-ACT), ha sido posible gracias a un convenio tripartito entre la Alcaldía Municipal de Jiquilisco, comunidades y PMA–PROACT.

La Unión Europea financió la obra con US$84.000 para la compra de materiales mientras por medio del proyecto implementado por el MARN y el PMA. La alcaldía municipal realizó el diseño técnico de ingeniería, que incluyó el estudio del caudal del río, la supervisión técnica, materiales complementarios y mantenimiento de la obra.

Adicionalmente, las comunidades aportaron su mano de obra, la cual fue clave para la construcción del puente que beneficia a las comunidades 14 de Julio, El Carmen, Letran, El Número y Los Castillos y una comunidad en San Agustín (Linares), en las cuales se encuentran 76 familias participantes del proyecto PRO-ACT.

El puente permite el tránsito seguro de personas y bienes a un menor costo en términos de dinero y tiempo (en especial en la época de lluvia). Las familias pueden trasladar sus productos al mercado, fortaleciendo así sus ingresos y accediendo a una mayor diversidad de alimentos que mejoran su seguridad alimentaria y nutricional.

En su intervención, el viceministro Ibarra explicó que la construcción del puente servirá para aumentar la resiliencia al cambio climático y sequía en las comunidades.

“Las comunidades en medio de las obras de protección de suelo, de conservación y agroforestería demandaron la construcción del puente para mejorar la calidad de vida de las personas y que transportará sus productos de manera más fácil”, explicó el funcionario

Por su parte Andrew Stanhope, representante del PMA en El Salvador, agradeció “la contribución de la Unión Europea, la Alcaldía de Jiquilisco y la dedicación de los participantes del proyecto que proveyeron su mano de obra; sin esta unión de esfuerzos no contaríamos con este puente. Su esfuerzo está impactando positivamente la calidad de vida de las personas y la seguridad alimentaria en sus comunidades”.

Sobre el proyecto PRO-ACT

Este proyecto beneficia a 4.500 personas en los departamentos de Usulután y Morazán. Lo ejecutaron conjuntamente el PMA y el MARN desde octubre de 2016, y recibió un financiamiento 1.5 millones de euros proveniente de la Unión Europea. El objetivo del proyecto es que las familias de pequeños productores mejoraran su seguridad alimentaria y se volvieran resilientes a futuras crisis climáticas mediante el desarrollo de obras de conservación de suelo y agua, la diversificación de sus medios de vida con parcelas agroforestales y un buen manejo del recurso de agua mediante la protección y conservación zonas de recarga hídrica.

En el marco del proyecto también se realizaron: seis talleres de planificación comunitaria participativa; identificación y selección de las 900 familias participantes de manera participativa con ADESCOS y gobiernos locales; establecimiento de 16 viveros comunitarios para la producción de 354.900 árboles; construcción de 83 km. de obras de conservación de suelos y agua (acequias con pozos de infiltración, barreras vivas y muertas); procesos de reforestación – restauración de 1.279 manzanas en zonas de amortiguamiento de áreas naturales protegidas y parcelas familiares; gestión del recurso hídrico (121 pequeños reservorios y 103 sistemas de riego por goteo); realización de 156 talleres de capacitación con 4.343 participantes incluyendo un curso de resiliencia en la Universidad El Zamorano; establecimiento y mantenimiento de plantaciones forestales y parcelas agroforestales a nivel familiar y la construcción de una planta comunitaria de compostaje en el municipio de Joateca, Morazán.

Adicionalmente, los participantes recibieron cursos sobre buenas prácticas para el manejo y preparación de alimentos y asistencia alimentaria a través de tres transferencias basadas en efectivo, con un valor de US$75 cada una por familia por mes.


4 octubre, 2018