MARN recalca urgencia de realizar acciones para combatir efectos del cambio climático

San Salvador, 4 de diciembre de 2019. Detener los graves efectos del calentamiento global y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Ese es el objetivo planteado por los países que conforman el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) para la próxima década y del cual expuso el ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Fernando López, en el panel “Construyendo una Centroamérica ambientalmente sostenible y resiliente”.

La actividad, que formó parte del Foro Regional del SICA, que se desarrolla en El Salvador, contó además con la participación de Salvador Nieto, secretario ejecutivo de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD); Marco Cerezo, de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN); Andreu Bassols, jefe de la delegación de la Unión Europea en el país; y Mario Pinel, de la organización Jóvenes Contra el Calentamiento Global.

“El Salvador experimenta una degradación ambiental determinada por la deforestación, el deterioro de los suelos, el desarrollo territorial desordenado, la inseguridad hídrica y la alteración climática”, manifestó el ministro López.

Explicó que la degradación se agrava con los efectos del cambio climático, lo que genera pérdidas económicas y disminuye la productividad de los suelos y ecosistemas.

Durante su intervención, el ministro recalcó la importancia que adquiere el SICA como una plataforma para generar planes regionales para combatir esta problemática que cada vez se acerca más a un punto de no retorno.

“Ya no estamos hablando de reducción sino de adaptación. Uno de los mayores desafíos para la economía y la sociedad salvadoreña es la reducción de la vulnerabilidad frente al cambio climático”, explicó.

Añadió que en el país los fenómenos naturales son  cada vez más fuertes debido a los efectos del cambio climático, lo que genera inestabilidad, por lo que la misión es atacar la contaminación en todos sus sentidos y los factores que generan vulnerabilidad.

Durante el panel, todos los ponentes coincidieron que pese a que la región del SICA no es la responsable del origen de las emisiones, es una de las más afectadas. El combate a los efectos del cambio climático “no es un trabajo de una sola persona, es un trabajo de toda la región”, sentenció el ministro López.