MARN presenta Plan de Acción para la Restauración de Ecosistemas y Paisajes


La vulnerabilidad de El Salvador frente a los impactos del cambio climático incide en diversos ámbitos de la vida y economía del país, principalmente en: la movilidad de las personas; la producción y la seguridad alimentaria; en la construcción y el desarrollo de los espacios urbanos y asentamientos rurales.
San Salvador, 6 de diciembre de 2017
.  La ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl, en compañía del especialista en cambio climático y biodiversidad de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Luis Ramos; y la representante de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), Tania AmMour; presentaron este día el “Plan de Acción  de la Restauración de Ecosistemas y Paisajes”.

El Plan contiene información importante sobre las zonas prioritarias para restaurar el país, cuánto cuesta, cuáles son los criterios para definir las oportunidades para la restauración y los beneficios que ésta trae para los ecosistemas y paisajes.

“El Plan tiene como objetivo favorecer la generación de bienes y servicios ecosistémicos y que se aumente su resiliencia ante los efectos del cambio climático, mejorando medios de vida a través del fortalecimiento institucional, social y la gestión de recursos”, este Plan es para su implementación en el período 2018-2022, expresó la ministra Pohl.

El Salvador ha iniciado un esfuerzo intenso por restaurar más de un millón de hectáreas y ya ha puesto en marcha 49 técnicas de restauración que se adaptan a las necesidades de cada sitio, como por ejemplo zonas de manglares, bosques de galería, sistemas agroforestales de granos básicos, silvopastoriles, zafra verde, entre otros.

El documento contempla además un análisis de costos que incluye beneficios y co-beneficios ambientales/sociales. También cuenta con instrumentos financieros disponibles en el país, analizados y propuestos como parte del Plan de Acción para la Restauración de Ecosistemas.

De acuerdo con la ministra Pohl, los objetivos estratégicos del Plan se orientan al fortalecimiento de los mecanismos de gobernanza para la sostenibilidad de los procesos de restauración de manera articulada, donde una de las principales apuestas es robustecer a la Mesa Nacional de Restauración de Ecosistemas y Paisajes establecida en el Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad (CONASAV); las mesas sectoriales de café, azúcar, cacao y ganadería para el empoderamiento y la articulación de los reglamentos interinstitucionales y sectores productivos.

Otro objetivo es la implementación de instrumentos de restauración para la producción sostenible y la recuperación de áreas de conservación de ecosistemas, donde el interés es la implementación de acciones de restauración a nivel de las 15 áreas de conservación, la puesta en marcha de las acciones de restauración a nivel nacional y su sostenibilidad.

 

Pohl destacó que otro gran objetivo del Plan es dinamizar la gestión del conocimiento, es decir, generar investigación sobre aspectos, biofísicos, sociales, económicos y culturales; la integración de la restauración en la educación formal y no formal, capacitaciones y una estrategia comunicacional en al que se cree una red de comunicadores locales.

Así como fortalecer y aprovechar lo mecanismos económicos y financieros donde  se diseñe y negocie con la banca nacional, programas de financiamiento con condiciones flexibles (abrir fideicomiso y líneas de crédito flexibles con tasas preferenciales para PYMES y bancas de primer piso); establecer las estructuras necesarias para acceder a la acreditación de instancias nacionales que permita manejar fondos internacionales directamente; integrar los productos de la restauración en las prioridades de inversión que promueve el país a través de PROESA, MINEC, entre otros y promover los procesos de certificación en los procesos productivos vinculados a la restauración y el tema de  monitoreo del impacto social, económico y ambiental.

Restaurar el paisaje es una forma práctica de promover desarrollo rural con la participación de actores relevantes: comunidades, sector privado, instituciones de gobierno, academia, etc.  Y también es compatible con las acciones de los gobiernos para dar cumplimiento a los compromisos internacionales de reducir deforestación y degradación de bosques, reducir madera ilegal, reducir pobreza, generar empleo e ingresos.

La ministra Pohl agradeció a USAID a través del apoyo técnico de UICN quienes fueron una guía en la construcción del Plan.

Las áreas prioritarias para la restauración

 

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0


6 diciembre, 2017