MARN ordena a cooperativa detener tala de mangle en ANP y envía el caso al Tribunal Ambiental

San Salvador, 30 de enero de 2017. El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) ordenó detener la tala de árboles de mangle que la Cooperativa El Rico está realizando en un bosque salado, ubicado en la Laguna San Juan del Gozo del municipio de Jiquilisco en Usulután.

El caso fue remitido al Tribunal Ambiental luego que técnicos del MARN fueron al lugar y constataran una afectación en al menos dos hectáreas de área de manglar.

La directora de Ecosistemas y Vida Silvestre, Silvia Larios, confirmó que la Cooperativa no tiene permisos para efectuar tala de árboles de mangle y mucho menos en el patrimonio natural del Estado, donde el MARN tiene la potestad de regular dicha actividad.

El MARN constató que en el sitio se encontraban trabajadores de la Cooperativa El Rico, quienes operaban un tractor para remover un tronco seco de árbol de mangle de Cincahuite (laguncularia racemosa), además localizaron 37 árboles afectados de la misma especie y cinco de mangle rojo espigado (Rhizophora racemosa). Además encontraron apilados los trancones de especies extraídos.

Ambos tipos de mangle se encuentran en el Listado Oficial de Especies de Vida Silvestre Amenazadas o en Peligro de Extinción por lo que su extracción está prohibida.

El Ministerio acudió al lugar luego de conocer el caso por un medio de comunicación que atendió el llamado de las comunidades cercanas al área talada, y quienes se quejaron del impacto ambiental.

El MARN mantiene un constante monitoreo en el bosque salado a través de los guardarrecursos para regular y controlar las afectaciones al manglar.

Bosques salados como defensas ecosistémicas

Los bosques de manglar cumplen varias funciones en el ecosistema marino del país. Sirven como barrera natural ante los fenómenos climatológicos además son parte fundamental de la hidrodinámica (movimiento del agua dulce y salada) de la zona, que permite la defensa de otro tipo de ecosistemas.