MARN libera jabirú encontrado la semana pasada


San Salvador, 11 de septiembre de 2017. Un espécimen de la cigüeña más grande de América, un jabirú, fue liberado hoy en un Área Natural Protegida del país, luego de pasar varios días en cuidados médicos en el MARN.

El ave, de la cual no se tenían registros en El Salvador desde hace 91 años, fue encontrada la semana pasada en el Sitio Ramsar Barra de Santiago, desorientada en medio de una calle vecinal, sin poder volar y con aparentes golpes.

Desde entonces, el animal permaneció en constante observación médica, a fin de asegurar su recuperación.

“Decidimos llevarlo a San Salvador para examinarlo. Se revisó y no tenía fracturas ni en patas y alas. Se le dio suero para hidratarlo y en el alimento se le proporcionó desparacitantes y antiinflamatorios”, explicó Kattia Gómez, veterinaria del MARN.

“Los guardarrecursos de la zona, creen que una tormenta registrada la noche del miércoles (6 de septiembre) puedo botarla de un árbol”, comentó Jordi Segura, técnico del Ministerio.

El jabirú será monitoreado por guardarrecursos del Ministerio a fin de observar su evolución y desarrollo en el ecosistema.

Sin registros desde hace 91 años

Este jabirú fue avistado el pasado 18 de julio en el Sitio Ramsar de la Barra de Santiago, luego de 91 años desde el último registro de la especie en el país. Esta condición la catalogaba como extinta localmente.

“Había rumores en diferentes lugares sobre su presencia, pero no se tenía evidencia. En julio, el fotógrafo Cesar Magaña logró documentarla”, explicó Luis Pineda, técnico en humedales.

Pineda consideró que este espécimen está explorando lugares propicios para establecerse nuevamente en el país, ya que solo habita en humedales.

“Se desplazaba en toda la zona entre Metalío y Barra de Santiago y las playas aledañas, su comportamiento era normal”, finalizó.

Un gigante tímido

El nombre jabirú proviene de la lengua guaraní y significa “cuello hinchado”. Esta ave puede medir aproximadamente 1.5 metros de estatura y 3 metros de envergadura. Está emparentado con las cigüeñas, en la familia de los cicónidos, cuya antigüedad se remonta a unos 50 millones de años y comprende 17 especies en todo el mundo. En América hay tres.

Habitan zonas de pantanos, lagunetas y otros humedales. Son mudos el único sonido que producen lo hacen castañeteando el pico, se alimentan básicamente con animales acuáticos y anidan en lo alto de los árboles.

El jabirú es de hábitos solitarios, no frecuenta zonas inundadas sino sólo ronda por sus cercanías, en sabanas de pastos húmedos, y su dieta se compone, además, de reptiles y pequeños mamíferos, además de insectos e invertebrados.

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0


12 septiembre, 2017