MARN forma a periodistas sobre la emisión de pronósticos por impacto


San Salvador 28 de noviembre de 2019. La Dirección del Observatorio de Amenazas y Recursos Naturales del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) realizó esta semana cuatro capacitaciones donde el tema principal fue explicar el nuevo formato de pronóstico por impacto.

El pronóstico por impacto marca un cambio de la forma de presentar la información a la población, por ejemplo: ya no solo se emitirá información que indique si lloverá o no, sino el tipo de impactos que esta lluvia podría ocasionar en ciertas regiones, con el objetivo que la población pueda tomar decisiones.

Para llegar a este nuevo modelo, se modificó la forma de informar el pronóstico del tiempo y el clima, se ajustaron las matrices y se fortalecieron las capacidades del Observatorio. Todo con el objetivo de informar de una mejor manera.

Según Rochelle Campbell, del Hydrologic Research Center, El Salvador es un modelo a seguir por ser el primer país de la región en ser parte del proyecto “Naciones preparadas para el clima” (Wheather Ready Nations en inglés).

El Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Fernando López, quien participó activamente en parte de los talleres, expresó que El Salvador está transitando a una nación preparada frente al tiempo y el clima. De tal manera que la difusión de la información sea precisa, oportuna y fácilmente comprensible.

Celina Kattan, directora del Observatorio, explicó el desarrollo del proyecto, las condiciones de amenaza que existen en el país y sobre comunicación del riesgo.

Este día se realizó el cuarto taller en la semana el cual estuvo dirigido a periodistas de los diferentes medios de comunicación. Los anteriores fueron dirigidos a personal del Observatorio, comunicadores institucionales y representantes del Sistema Nacional Protección Civil.

Este proyecto sobre pronósticos y alerta para mejorar el mensaje al público de los pronósticos del tiempo, se implementa con el apoyo de la Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA) y de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).