Debido a las concentraciones de melaza vertidas en el caudal del río la Magdalena, en Chalchuapa, el MARN recomendó no hacer uso del agua para el consumo humano, animal y riego de cultivos hasta que se estabilicen los parámetros de oxígeno en el agua.

Chalchuapa, 8 de mayo de 2016. Un decreto de emergencia ambiental en la zona afectada por el derrame de melaza del ingenio La Magdalena, en Chalchuapa, será emitido esta tarde por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN). Así lo anunció la titular del ramo, Lina Pohl, quien este día regresó al lugar para verificar las acciones de contención de la contaminación que ya se están realizando en la zona.

El derrame del miles de galones de melaza (material viscoso que resulta del procesamiento de la caña de azúcar) ocurrió el jueves pasado y desde entonces, técnicos del Ministerio se han mantenido en la zona para dictar acciones al Ingenio, verificar la afectación y tomar muestras de agua río abajo.

El viernes se realizó un muestreo del caudal en puntos anteriores al derrame y posterior a la zona afectada. Los parámetros que río arriba indicaron que la Demanda Química de Oxígeno (DQO) era de 35 milígramos por litro (parámetros de oxígeno que permiten la vida marina), pero posterior al derrame los valores incrementaron a 2,442 miligramos por litros, dejando evidencia de la afectación en el mando acuífero. 5 kilómetros abajo los parámetros fueron disminuyendo a 150 miligramos por litro.

Esta cantidad de melaza en el agua, según la ministra, restó oxigeno provocando mortandad en peces y otras especies marinas a lo largo de varios kilómetros del río La Magdalena hasta el río San Alfonzo, que conecta con el río Paz, tal como lo evidenciaron pobladores y durante el muestreo de agua.

Desvío del río

Para este día el ingenio La Magdalena ya había logrado evitar en un 90% que el derrame continuara mezclándose con el caudal. Con maquinaria pesada construyeron unas bordas para desviar el cauce del río, mientras se retira con bombas achicadoras la enorme cantidad de melaza que aún permanece esparcida en la zona.

La ministra Pohl dijo que las obras más importantes para la protección del río se iniciaron tarde, lo que provocó una mayor afectación. “Este hecho ocurrió el jueves y el viernes que venimos tenían una fiesta al interior del ingenio, no se actuó con la debida diligencia del caso”, manifestó.

Pohl recomendó no tomar agua del río ni utilizar para darla al ganado, hasta que los parámetros de oxigeno se estabilicen.

Este incidente ya fue informado al Juzgado Ambiental y a la Fiscalía, quienes abrirán un proceso sancionatorio que podría repercutir en una multa. Por el momento lo importante es que el ingenio realice las obras urgentes para retirar la melaza de la zona, sanear el río, proveer de agua a las familias afectadas y brinde atención a las familias evacuadas.

Ch9Nr86UoAAC1FX

Ch9NfkjU4AAxAzICh9NzqLUgAA0xhj