MARN coordina esfuerzos con la PNC para la aplicación de la Ley de Conservación de Vida Silvestre


Con el taller “Tráfico de fauna silvestre y decomiso en El Salvador y su régimen de sanciones”, el MARN busca ponerse en sintonía con los alcances de cada institución en el cumplimiento de las funciones relacionadas con la fauna silvestre.

El viceministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Alex Hasbún, inauguró esta mañana un taller con agentes de la División de Medio Ambiente de la Policía Nacional Civil (DMA – PNC) para coordinar acciones y definir los alcances institucionales en relación a la fauna silvestre.

El doctor Hasbún explicó que “lo que viene es un reordenamiento de los ecosistemas y de las actividades sociales en relación a los recursos naturales, y para eso tenemos que estar alineados y coordinados, porque van a haber actividades que antes no se hacía y ahora sí se van a hacer”.

El titular del MARN destacó que “nos quedan 25 años, aproximadamente, de servicios ecosistémicos. Eso quiere decir que vamos a tener problemas sociales más agudos de lo que los que tenemos si ahora no hacemos algo. Y ustedes como policías son parte primordial en este proceso de cambio”.

El comisionado Jesús Aparicio, jefe de Operaciones y Planificación de la DMA – PNC, resaltó el interés de esta gestión y la apertura del viceministro Hasbún. “Me parece muy interesante. Es primera vez que nos reunimos así. Considero que, según lo planteado, vamos a trabajar bien y de la mano y vamos a hacer mucho por el medio ambiente de nuestro país”.

Durante el taller se discutió diversas temáticas como procesos y regímenes de sanciones, y actualización de fauna silvestre y flora en vías de extinción.

Hasbún también animó a los asistentes a “tener la actitud correcta para tomar las soluciones adecuadas en el tiempo que tenemos. Voluntad, actitud y ganas de hacer las cosas. Nos vamos a alinear con la legislación y vamos a hacer cumplirla”.

El taller se desarrolló en el marco de la participación del MARN en la “Conferencia de Alto Nivel de las Américas, sobre el Comercio Ilegal de Vida Silvestre”, y donde como país se suscribió la “Declaratoria de Lima”, para la lucha frontal contra el comercio ilegal de vida silvestre como un delito grave que amenaza la biodiversidad, seguridad ambiental y humana.

La Ley de Conservación de Vida Silvestre tiene por objeto velar por la protección restauración, manejo, aprovechamiento y conservación de la vida silvestre, que incluye la regulación de actividades como la cacería, recolección y comercialización, así como las demás formas de uso y aprovechamiento.