“El objetivo de la creación de la Ley es reducir los residuos desde su origen (casas). No podemos seguir creando tumores en la tierra. Los rellenos sanitarios son un mal necesario, pero no podemos seguir enterrando todos los residuos. Mucho de lo que se va a los rellenos se puede aprovechar. Esto es un tema central de esta Ley”, Lina Pohl, ministra.


MARN consulta a sectores el borrador de la Ley de Gestión de Residuos de El Salvador

“El objetivo de la creación de la Ley es reducir los residuos desde su origen (casas). No podemos seguir creando tumores en la tierra. Los rellenos sanitarios son un mal necesario, pero no podemos seguir enterrando todos los residuos. Mucho de lo que se va a los rellenos se puede aprovechar. Esto es un tema central de esta Ley”, Lina Pohl, ministra.

San Salvador, 10 de marzo de 2016.  El Consejo de Alcaldes y la Oficina de Planificación del Área Metropolitana de San Salvador (COAMSS/OPAMSS) conocieron de primera mano el borrador de la Ley de Gestión de Residuos de El Salvador que promueve el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

La propuesta de Ley de Residuos obliga a la separación de residuos desde el origen, regula a los generadores y contempla sanciones penales y económicas a los infractores, pero además busca el aprovechamiento de los residuos y abre nuevas oportunidades de negocio.

En el documento borrador se plantea una clasificación: residuos sólidos urbanos (generados en los hogares), especiales y peligrosos y regula cada uno de éstos.

La Ley determina cuáles serían las obligaciones para los grandes generadores de desechos dependiendo de la magnitud de lo que generen.

La ministra del MARN, Lina Pohl explicó que una persona común no sería regulada en este sentido, pero sí un gran generador, pues tendrían que presentar sus planes de manejo. Es decir, “si usted trae 10 mil botellas de plástico al país, usted tiene que saber qué hacer con ellas” explicó la ministra.

La propuesta de normativa consta de ocho títulos, 25 capítulos, 209 artículos y 7 transitorios que sustentarán la base para normar la política del manejo de los residuos sólidos en El Salvador.

Su redacción estuvo a cargo de Pilar Tello Espinoza, quien posee un doctorado en Manejo de Residuos de la Universidad Autónoma de México, y quien ha ocupado importantes cargos en organismos internacionales, ha sido merecedora de premios por su trabajo en lo internacional y  ha elaborado las leyes de residuos de varios países de Latinoamérica.

Desde inicio de semana, la Dra. Tello, en compañía de la ministra Pohl y de los especialistas de la Dirección de Saneamiento, se ha reunido con diferentes sectores de la sociedad, para presentar en borrador de la Ley de Residuos con los objetivos de incorporar sus insumos en la propuesta final.

El borrado de la Ley ya fue presentado a diputados de diferentes fracciones de la Asamblea Legislativa, a los alcaldes de la Corporación de Municipalidades de la República de El Salvador (COMURES), a representantes de la academia, asociaciones de profesionales y organizaciones ambientalistas a representantes de instituciones públicas. Para mañana se ha convocado a reunión las cámaras empresariales y asociación de industriales.

Pohl considera fundamental la opinión de los sectores consultados, porque luego serán incorporadas en la propuesta final. “Todavía no tenemos dientes para obligar a una municipalidad a que haga las cosas bien. Existe un Tribunal de Medio Ambiente pero no hay legislación específica para este tema  y casi todos los países de Latinoamérica tienen una ley de residuos”, agregó.

Muchas de las atribuciones recaen en el MARN como ente regulador, pero le da mayor poder a los municipios en la capacidad de controlar el tema de los residuos sólidos, pero también le establece sus obligaciones. “Esta ley reconfirma la prohibición de los botaderos a cielo abierto y son cosas que las alcaldías deben cumplir’’, dijo.


“No podemos seguir creando tumores en la tierra”

En el país se generan alrededor de 3,400 toneladas de desechos sólidos al día. Actualmente, en El Salvador se cuenta con 16 rellenos sanitarios autorizados, que reciben 3007.47 Ton/día de residuos, de los cuales solamente ocho tienen capacidad para recibir cantidades mayores a 26 toneladas diarias, estos reciben el 98 % (2,961Ton/día de residuos), operando de manera mecánica: Nejapa, Sonsonate, San Miguel, Usulután, Santa Ana, La Libertad, Chalantenango y Santa Rosa de Lima.

Se cuenta con ocho rellenos sanitarios de menor capacidad (menos de 26 Ton/día) que reciben el 2 % (46.67 Ton/día) y operan de forma manual: San Francisco Menéndez, Atiquizaya, Suchitoto, Santa Isabel Ishuatán, Cinquera, Corinto, Meanguera, y Perquín. El Relleno Sanitario de Ahuachapán se encuentra fuera de operación.

La disposición final de los residuos es realizada bajo la responsabilidad de los gobiernos locales (alcaldías), sea de manera directa o asociada con otras municipalidades o la empresa privada, como MIDES S.E.M. de C.V.

Sin embargo, la ministra Pohl considera que el país ya no puede seguir construyendo más rellenos como una solución. “El objetivo de la creación de la Ley es reducir los residuos desde su origen (casas). No podemos seguir creando tumores en la tierra. Los rellenos sanitarios son un mal necesario, pero no podemos seguir enterrando todos los residuos. Mucho de lo que se va a los rellenos se puede aprovechar. Esto es un tema central de esta ley”, destacó.

El anteproyecto de Ley de Gestión Integral de Residuos del Salvador, involucra varios aspectos, los cuales todos fueron tomados en cuenta. Estos ejes de análisis fueron cuatro: el análisis de las características del país; el análisis del marco legal nacional y convenios internacionales; la revisión de las leyes nacionales de residuos en otros países, y las nuevas tendencias en el mundo respecto al manejo de los residuos. Los ejes se basaron en criterios de sostenibilidad, cambio climático, entre otros, los cuales están marcando las nuevas tendencias de producción y desarrollo de la mano del cuidado al medio ambiente y a la salud de la población en los países del mundo.

El proyecto de Ley de Residuos tiene como objetivo regular la gestión integral de los residuos para garantizar el derecho de toda persona a vivir en un medio ambiente sano.

Objetivos

  • Definir la responsabilidad de los diversos actores involucrados.

  • Promover la planeación del manejo de los residuos en el país.

  • Formular una clasificación básica y general de los residuos que permita uniformar sus inventarios, así como orientar y fomentar la prevención de su generación, la valorización y el desarrollo de sistemas de gestión integral de los mismos.

  • Regular la generación y manejo integral de residuos sólidos en el ámbito nacional y municipal, fomentando soluciones regionales.

  • Promover la separación en la fuente: sector industrial, domiciliario, comercial, y las instituciones del sector público.

  • Fomentar el desarrollo de mercados de subproductos, materiales valorizables y productos reciclados, reciclables y biodegradables.

  • Fortalecer la investigación y desarrollo científico, así como la innovación tecnológica, para reducir la generación de residuos y diseñar alternativas para su tratamiento.

  • Regular la importación y exportación de residuos.

  • Promover la creación de un Diagnostico Nacional de Residuos.

  • Establecer los mecanismos de coordinación entre los distintos actores a escala nacional y local en materia de prevención de la generación, la valorización y la gestión integral de residuos que permita prevenir la contaminación de sitios por el manejo de materiales y residuos, así como definir los criterios a los que se sujetará su remediación.

  • Promover cambios de conducta de los consumidores, productores y los generadores mediante acciones educativas y de sensibilización.

  • Promover la creación y el mejoramiento de infraestructura pública y privada para la recolección selectiva, el transporte, el acopio, al almacenamiento, la valorización, el tratamiento y la disposición final de residuos.

  • Establecer medidas de control, correctivas y de seguridad para garantizar el cumplimiento y la aplicación de esta Ley y las disposiciones que de ella se deriven, así como para la imposición de las sanciones que corresponda.