San Salvador 25 de agosto de 2016. Su enorme pico gris y plumaje café y blanco no es común entre el resto de huéspedes que ingresan al Centro Cuarentenario del Ministerio de Medio Ambiente Recursos Naturales. Allí llegan animales heridos de todo tipo, en su mayoría por seres humanos: hay halcones, búhos y otro tipo de especies, pero un pelícano… es la primera vez.

La herida en su pata izquierda pudo haber sido provocada por un balín. Por el agujero brotaba pus y sangre. Cojea y aunque la infección en la herida ya está siendo tratada, la veterinaria espera de un día pueda apoyar de nuevo su pata.

El pelícano fue reportado por personal de un hotel de playa de la Costa del Sol el 8 de agosto. Fue trasladado al Zoológico Nacional, durante la semana de vacaciones agostinas, donde se atendió para posteriormente remitirse al MARN.

Según Kattia Gómez, médico veterinaria del Ministerio, el pájaro muestra señales de mejoría y necesitará rehabilitación ya que la lesión le impide caminar de manera normal.

“Todavía (la gente) los ve (a los animales) como cosas: los atacan con hondillas, con rifles, con piedras. Solamente les disparan y no les importa cómo quede el animal”, finalizó la veterinaria.

Centro Cuarentenario La Cañada

El Centro Cuarentenario La Cañada está ubicado en el cantón del mismo nombre, en el municipio de El Carmen en La Unión. El recinto está destinado para albergar, de manera temporal, animales decomisados o que personas han entregado y que necesitan tratamientos médicos. Luego de ser atendidos son llevados a rehabilitación o son liberados.

Elba Martínez, técnica en Gestión de Vida Silvestre del MARN, explicó que las instalaciones cuentan con dos espacios para mamíferos, cuatro para reptiles y cuatro para aves, además con un área de neonatología, un bioterio (donde se crían animales) y una clínica.