Guardarrecursos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), empleados municipales y  co-manejadoras trabajan en la apertura de 110 kilómetros de brechas cortafuego en 15 Áreas Naturales Protegidas, para evitar la propagación de las llamas en caso de registrarse incendios forestales.

Guardarrecursos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), empleados municipales y  co-manejadoras trabajan en la apertura de 110 kilómetros de brechas cortafuego en 15 Áreas Naturales Protegidas, para evitar la propagación de las llamas en caso de registrarse incendios forestales.

Las brechas cortafuego consisten en la remoción de material vegetal hasta llegar al suelo mineral dentro de una zona con vegetación, a fin de que un incendio forestal no pueda  expandirse y su control sea más efectivo.

El MARN identificó aquellas zonas de mayor peligrosidad, ubicadas en colindancias a cultivos de caña, en puntos donde hay mayor densidad arbórea o donde existe una capa de vegetación seca que se pueda convertir en combustible para un incendio, como los rastrojos de cultivos.

La apertura de estas brechas libres de vegetación ya inició en las ANP de: Santa Rita, La Magdalena, San Diego la Barra, San Marcelino, El Playón, Montecristo, Tehuacán, Paraje Galán,San Andrés y Hoja de Sal.

Para el caso de Santa Rita, un ANP ubicada en San Francisco Menéndez, departamento de Ahuachapán, se realizaron acciones de prevención de incendios para establecer un cerco perimetral entre las zonas colindantes, que en su mayoría son cultivos de caña, y al interior del área, muy afectada por graves incendios el año pasado.

Autoridades de Medio Ambiente han explicado que el incremento de los vientos Nortes y el ambiente caluroso extremo que provocará el fenómeno de El Niño son factores que contribuyen a que el fuego utilizado en las quemas agrícolas y otras actividades, pueda salirse de control y originar incendios forestales, en especial en días con mucha bruma.

Ante esta realidad, el MARN emitió, a principios de este año, un Decreto Ejecutivo mediante el cual prohíbe la quema agrícola en períodos de la época seca en que se verifique presencia de vientos fuertes para evitar la propagación de incendios que puedan afectar ecosistemas forestales y acuáticos, así como vegetación cercana, cultivos agrícolas aledaños y asentamientos humanos.

Además, el Observatorio Ambiental del MARN ha colocado en la página electrónica www.marn.gob.sv, un espacio especial de información sobre monitoreo de incendios forestales para que sirva como un marco de referencia a personal técnico operativo y para la toma de decisiones en materia de prevención, disposición de recursos y estrategias de combate para incendios forestales.

Ahí se detalla una serie de mapas e información meteorológica (boletines y pronósticos) básica, cuyo objetivo es servir de insumo para complementar el monitoreo y análisis diario de la posible susceptibilidad que pueda darse en el territorio en el tema de incendios forestales.