img_8518

El manejo de desechos sólidos y aguas grises son los principales problemas identificados en la primera semana de inspecciones realizadas por  representantes del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Ministerio de Salud (MINSAL), Protección Civil, alcaldías de El Congo y Santa Ana y Fundación Coatepeque, con el apoyo de la Policía Nacional Civil, a restaurantes y negocios ubicados en la orilla del lago de Coatepeque.

img_8741A la fecha se ha realizado un total de 197 inspecciones, 186 quintas y 11 negocios de comida. De acuerdo con Ana Aguilar, de Atención Ciudadana del MARN, durante los recorridos por instalaciones de los negocios el común denominador ha sido la falta de manejo de las aguas grises. “Se encontró un negocio que tiene una trampa de grasa que no han limpiado en mucho tiempo”, ejemplifica.

Sin embargo, el manejo de desechos sólidos es el problema más preocupante. “Vemos que las municipalidades (de Santa Ana y El Congo) no tienen la capacidad de recolectar todos los desechos que se generan alrededor del lago. El camión deja desechos en el camino, hay botaderos a la orilla de la calle y una cantidad importante de desechos en la orilla del lago”, detalla Aguilar.
img_8772Ante esta problemática, “inmediatamente se sugerirá a las alcaldías mejorar el sistema de recolección, hay gente que está apoyando y está dispuesta a ordenarse en esto. Con las aguas grises vamos a coordinar con Salud para ver cómo se puede regular la situación y apoyar a los establecimientos para que puedan construir los sistemas más adecuados y evitar que estas aguas sigan vertiéndose al lago”, enfatiza la representante del MARN.

Sobre las quintas recreativas, los hallazgos han sido positivos y se ha tenido acceso a las propiedades. “Hemos encontrado que tienen sistemas de tratamiento desde hace vario años, sin embargo, tienen el funcionamiento y el tratamiento correcto”, explica Aguilar.

El objetivo de estas inspecciones es ayudar a disminuir la contaminación en el lago de Coatepeque a partir de una articulación de esfuerzos entre las diferentes instituciones y no busca poner multas ni imponer castigos, sino ofrecer alternativas para que se realice un tratamiento previo de las descargas en el lago de Coatepeque y un manejo  adecuado de los desechos sólidos.

img_8616img_8632 img_8705

Por ello, durante las inspecciones se han dado recomendaciones y se toma nota da cada caso para dar seguimiento. Según Alejando Villacorta, de Fundación Coatepeque, la idea de estas visitas es “ver la condición en la que estaban las cosas. Conforme hemos ido platicando con la gente, ellos saben que están con algún problema en el tema de medio ambiente y que están contaminando de alguna forma, entonces fácilmente podemos hacer las recomendaciones y decirles cuáles van a ser los métodos para solucionar los problemas que existen para salir adelante y contribuir a la calidad de agua del lago”.

Residentes y negocios dispuestos a colaborar

Ante los problemas que afectan al espejo de agua, propietarios y encargados de negocios, así como pobladores de la orilla del lago están dispuestos a colaborar en el tema y seguir las recomendaciones de las autoridades.img_8581

Miguel Reyes tiene 15 años de vivir en el cantón La Bendición, cerca de la zona donde se ubican algunos de los restaurantes. Comenta que cuando llegó a residir a la zona todo era muy tranquilo, “pero de unos años para acá he visto mucho desorden”, dice.

La basura es uno de los problemas que están a simple vista. “No solo los de aquí somos los que generamos eso, también participa el visitante. Cuando vienen, toda la basura dejan aquí y más en las vacaciones”, explica. Para él, una de las medidas que deben de tomar tanto los que viven ahí como los turistas es retirar la basura que generan y que haya basureros para que el camión de la basura lo recoja.img_8531

Griselda Alvarado es propietaria de uno de los restaurantes en la zona y se está de acuerdo con las inspecciones que  realizan las diferentes instituciones. “A mí me parece bien, porque de eso nos pueden dar otras indicaciones para poder manejar mejor todo lo que son los desechos y las aguas (grises)”, comenta.

“De mi negocio sobreviven 15 familias, creo que nosotros somos los menos indicados para contaminar el lago, por eso las recomendaciones que me dan las voy a tomar en cuenta”, dice Alvarado.

Rosa Flores abrió su restaurante hace menos de un año y está consciente de la importancia de cuidar el lago. “Las medidas que podemos tomar como ciudadanos y como propietarios de negocios aquí en el lago es no tirar basura al lago porque lo contaminamos. De nosotros depende su cuidado, hay que hacerle un llamado al turista para que colaboren”, reflexiona.img_8542