Luz artificial en playas afecta a tortugas marinas en fase de desove

La luz artificial procedente de reflectores, lámparas o focos que desde los ranchos es proyectada hacia la playa, afecta y desorienta a las tortugas marinas que salen a desovar en la arena y también a los neonatos que buscan ingresar al mar.

Ante esta situación, representantes del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), con el apoyo de la Fundación Zoológica de El Salvador (FUNZEL), ADESCO San Blas y Humane Society International (HSI) se fueron este día a tocar las puertas de ranchos y negocios ubicados a la orilla de la playa San Diego, con el objetivo de hacer conciencia en el uso de luz artificial.

La playa San Diego es una de las principales zonas de anidación de tortuga golfina y donde está uno de los corrales de incubación más grandes del país. Solo en esta playa se liberan más de 100 mil neonatos de tortugas marinas cada año.

Salvador Vargas, ex comerciante de huevos de tortuga, acompañó a la comitiva y hoy fue una de las voces más convincentes sobre la protección de esta especie y no dudó en explicar a sus vecinos que no se debe de encender la luz si no es necesario.

La directora ejecutiva de FUNZEL, Elizabeth de Rodezno, comentó que en San Diego trabajan desde hace más de 10 años con el tema de la tortuga marina, por lo que “se cuenta con el apoyo de la comunidad para hacer conciencia con los turistas nacionales y extranjeros”. En cada uno de los lugares visitados hubo apertura para la colocación del mensaje.

Grettel Delgadillo, subdirectora de HSI Latinoamérica, vino al país para sumarse a la iniciativa. La costarricense considera que es importante asegurar buenas prácticas ambientales en las comunidades más próximas a las zonas de anidación de las tortugas marinas.

Esta campaña se desarrollará en el resto de playas que forman parte de la “Ruta de la Tortuga Marina”, una iniciativa que busca crear conciencia sobre la conservación de estas especies y apoyar a las microeconomías locales de la zona costera.