Inicia segmento de alto nivel en la Convención sobre Cambio Climático (COP23)


Bonn, Alemania, miércoles 15 de noviembre de 2017. Hoy inició el Segmento de Alto Nivel del Vigesimotercer período de sesiones de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP23), en la ciudad de Bonn, Alemania, en el que representantes de estado y funcionarios de alto rango, entre ellos la ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl retomarán las discusiones abordadas por los equipos negociadores durante la primera semana.

La COP23 tiene como objetivo avanzar en establecimiento de las guías de implementación del “Acuerdo de París sobre Cambio Climático”, que es un pacto histórico vinculante y universal que resguarda los compromisos de más de 190 países del mundo y otros temas.

Las acciones y la ambición antes del 2020, los enfoques de mercado y no mercado y el funcionamiento del mecanismo de pérdidas y daños.

En ese Acuerdo adoptado en diciembre de 2015 en la COP21, realizada en París, los países se comprometieron a realizar acciones para limitaren el calentamiento global a menos de 2 °C y más cercano a 1.5°C.

El segundo compromiso macro fue aumentar la capacidad de los países de adaptarse al cambio climático y de construir sociedades resilientes, es decir, que puedan resistir los efectos negativos del Cambio Climático.

Y el tercer gran compromiso incluido es promover la transición hacia una economía baja en carbono y hacia el desarrollo sostenible.

La ministra Lina Pohl y el equipo de negociadores del MARN han tenido una fuerte agenda por desarrollar en los últimos días y en los próximos con grupos estratégicos en la toma de decisiones como por ejemplo el G77+China y CCAD SICA, con este último lograr evidenciar el reconocimiento de la región centroamericana como la región tropical más sensible a los efectos del cambio climático, tal y como lo ha identificado el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático en su Quinto Informe.

El segmento de alto nivel arrancó con la buena noticia de la adhesión de Nicaragua al Acuerdo de Paris, pero con un sinsabor debido al retiro de los Estados Unidos anunciado por el presidente Donald Trump en junio pasado.