Informe hidrológico especial 1. Moderada probabilidad a desbordamiento en los ríos Grande de San Miguel, Goascorán y Sensunapán


Durante el período de las 7:00 am del 5 de junio a las 7:00 am del día 6 de junio de 2018, la red de estaciones de monitoreo del MARN registró precipitaciones de moderada a fuerte intensidad en casi todo el país. El acumulado máximo registrado es de 90.0 mm en la estación Juayúa, departamento de Sonsonate.

El pronóstico meteorológico indica que el cielo se presentará nublado con lluvias a tempranas horas. Se espera sol y calor en el transcurso de la mañana y al mediodía. En horas de la tarde, noche y madrugada se esperan lluvias y tormentas dispersas de moderadas a fuertes, con énfasis en la cadena volcánica, zona norte, occidente y oriente del país.

Considerando los factores condicionantes del escenario hidrológico relacionado con la acumulación de humedad en suelos, la distribución de la precipitación en las últimas horas y el pronóstico meteorológico, se prevé moderada probabilidad de desbordamiento en las cuencas de los ríos Grande de San Miguel, Goascorán, Grande de Sonsonate, Lempa Alta y la región hidrográfica de Cara Sucia-San Pedro. El resto de los ríos del país se mantienen en una baja probabilidad a desbordamiento.

Atención especial a ríos y quebradas de corto recorrido que drenan de la cadena volcánica, así como zonas montañosas del país, ya que podrían presentar crecidas repentinas debido a la ocurrencia de lluvias intensas. No se descartan afectaciones en zonas urbanas de: Ahuachapán, Santa Ana, La Libertad, Usulután, San Miguel y La Unión.

 

Río Lempa

Moderada probabilidad de desbordamiento en la región Lempa Alta, esto en los ríos y quebradas de corto recorrido de la zona norte y noroccidental, principalmente en río San José en Metapán.

 

Río Grande de San Miguel

Moderada probabilidad de desbordamiento en el cauce principal.

Debido a la obstrucción por azolvamiento en el tramo del río Grande de San Miguel entre Santa Fidelia y el Cantón El Brazo, la capacidad hidráulica del rio se mantiene limitada, manteniendo el nivel cercano a su umbral de desbordamiento. Esta condición obliga a que la cuenca del Rio Grande de San Miguel se mantenga en moderada probabilidad de desbordamiento durante toda la época lluviosa.

 

Río Goascorán

Moderada probabilidad de desbordamiento en el cauce principal.

 

Río Jiboa

Baja probabilidad de desbordamiento en el cauce principal.

 

Río Paz

Baja probabilidad de desbordamiento en el cauce principal. Se recomienda atención especial a ríos y quebradas que drenan desde la cordillera Ataco – Apaneca, debido a la posibilidad de incrementos de nivel significativos por lluvias pronosticadas en la zona.