Los datos sísmicos recolectados  hasta la hora de emisión de este reporte, indican que el nivel de actividad del volcán Chaparrastique mantiene una tendencia a la baja, sin haber llegado aún a valores considerados dentro del umbral de normalidad (Figura 1)

Los datos sísmicos recolectados  hasta la hora de emisión de este reporte, indican que el nivel de actividad del volcán Chaparrastique mantiene una tendencia a la baja, sin haber llegado aún a valores considerados dentro del umbral de normalidad (Figura 1). Las imágenes captadas por la cámara de vigilancia ubicada en el cerro El Pacayal muestran una columna de gases que se eleva desde el cráter a alturas que no sobrepasan los 300 metros, y con poco contenido de material fino (Figura 2).

Figura 1: Registro de la medición de la amplitud de la señal sísmica en promedio 10 minutos, muestra una tendencia a disminuir.

alt

alt

Figura 2: Imagen captada a las 2:50 p.m.

Desde las 10:00 a.m. hasta las 3:00 p.m. de este día, los valores registrados de RSAM han variado entre 448 y 382 unidades en su promedio hora.

Vulcanólogos del MARN que se encuentran en la zona, miembros de Protección Civil y habitantes de la zona confirman la disminución de emanaciones provenientes del cráter.

La presencia de vientos en la zona del volcán hace que la ceniza depositada durante el proceso eruptivo se movilice, observándose su desplazamiento en la parte baja del edificio volcánico con énfasis en el flanco suroeste.

El comportamiento del volcán evidencia que permanece activo, lo cual puede continuar en las próximas horas o días, sin descartar incremento y la presencia de magma en la superficie.

Después de la erupción del 29 de diciembre de 2013, se ha registrado un total de 21 episodios eruptivos similares al actual, sin embargo, este es uno de los eventos de mayor intensidad (Figura 3).

alt

Figura 3. Incluida la erupción del 29 de diciembre de 2013 hasta la fecha, se han registrado 22 eventos eruptivos.

El MARN continúa su dispositivo de monitoreo reforzado, manteniendo una comunicación estrecha con la Dirección General de Protección Civil y observadores locales. El MARN hace un llamado a periodistas y particulares a no acercarse a la parte alta del volcán, debido al grado de peligrosidad que estas súbitas explosiones y fuertes emisiones de gases generan.