Durante las últimas 24 horas los valores de la vibración sísmica del volcán han fluctuado entre 203 y 301 unidades RSAM promedio hora, con una media de 252 unidades. Se continúa observando pequeñas fluctuaciones en los datos registrados, lo que se interpreta como que aún persiste el movimiento de fluidos a través del conducto volcánico (figura 1).

Durante las últimas 24 horas los valores de la vibración sísmica del volcán han fluctuado entre 203 y 301 unidades RSAM promedio hora, con una media de 252 unidades. Se continúa observando pequeñas fluctuaciones en los datos registrados, lo que se interpreta como que aún persiste el movimiento de fluidos a través del conducto volcánico (figura 1).

Figura 1. Durante las últimas 24 horas los valores de RSAM en promedio hora fluctuaron entre 203 y 301 unidades RSAM, observándose pequeñas fluctuaciones en los datos registrados

Los datos de dióxido de azufre (SO2) registrados por la estación DOAS ubicada en el municipio de San Jorge continúan presentado fluctuaciones, lo que indica la inestabilidad del sistema interno del volcán. El promedio estadístico de esta medida oscila entre los 310 ± 170 ton/día como el umbral de normalidad previo a la erupción del 29 de diciembre 2013 (figura 2)

Figura 2. Variaciones en la emisión de dióxido de azufre continúan siendo detectadas, esta situación confirma la inestabilidad del sistema interno del volcán.

Las imágenes captadas por la cámara de vigilancia ubicada en el Cerro El Pacayal, continúan mostrando pulsos emanando desde el cráter. La velocidad de los vientos imperantes puede aumentar la intensidad del material movilizado y los desplaza de acuerdo con el rumbo que estos posean (figura 3).

Figura 3. Esta mañana fueron observados pulsos emanado del cráter, que no sobrepasaban los 200 metros de altura.

Los datos recolectados a través del monitoreo que se realiza en el volcánChaparrastique y los cambios en la magnitud de las emisiones provenientes del cráter indican que el sistema interno del volcán se encuentra inestable, y puede mantenerse así durante los próximos días. No se descarta incremento en la actividad del volcán con la posibilidad de volver a emitir cenizas e inclusive genere magma a la superficie, lo cual es típico en un volcán activo.

Incluida la erupción del 29 de diciembre de 2013, se ha registrado un total de 23 episodios eruptivos similares al actual (figura 4).

Figura 4. Incluida la erupción del 29 de diciembre de 2013 hasta la fecha, se han registrado 23 eventos eruptivos.

El MARN continúa su dispositivo de monitoreo reforzado, manteniendo una comunicación estrecha con la Dirección General de Protección Civil y observadores locales.

El MARN hace un llamado a periodistas y particulares a no acercarse a la parte alta del volcán, debido al grado de peligrosidad que la actividad presenta y la posibilidad de ocurrir súbitas explosiones y fuertes emisiones de gases