Se ha observado un comportamiento irregular y tardío del Inicio de la Estación Lluviosa (IELL) 2016. Esta inició primero en la franja norte, luego en los valles interiores y después en la zona costera. En la zona occidental el atraso es de una semana aproximadamente, mientras que en la parte costera de esta misma zona, el atraso es de una a dos semanas. Esto se debe, principalmente a la influencia ejercida por el fenómeno El Niño en proceso de debilitamiento.

El establecimiento pleno de la estación de lluvias ocurre cuando los acumulados de lluvia observados son de 50 milímetros o más distribuidos regularmente de 10 o 15 días consecutivos. En promedio a escala nacional esto se presenta el 21 de mayo; normalmente inicia en el occidente antes de esa fecha y en la zona oriental la estación lluviosa plena inicia a finales del mes de mayo.

En el presente año, sistemas meteorológicos dejaron caer entre 50 y 150 milímetros de lluvia en el período del 11 al 25 de mayo en la franja norte del país (áreas color verde en el mapa 1), en fecha normal.

mapa1
Mapa 1. Inicio de la estación lluviosa 2016 en las zonas donde la precipitación acumulada fue de 50 milímetros o más en 10 o 15 días consecutivos. En las zonas color naranja, el comienzo de la estación de lluvias estaría atrasado cerca de dos semanas.
Sin embargo, del 16 al 30 de mayo (color amarillo en el mapa 1), se registraron más de 150 milímetros de forma aislada en la zona nor-oriental, normal para esta zona pero para el resto del país el inicio de la estación estaba atrasado cerca de una semana. Finalmente, del 31 de mayo hasta la presente fecha, la estación de lluvia se ha establecido en el extremo suroccidental del país, zona costera y valles interiores de la zona oriental (color naranja en el mapa 1); esto significa, un atraso hasta de dos semanas del comienzo de la estación de lluvias.

El mes de mayo fue seco en términos generales, solo llovió un promedio de 136 milímetros en el país, una condición bajo lo normal; es decir, el 63 % de lo que normalmente llueve en ese mes (215 milímetros). Esta situación fue favorable para que las lluvias de moderadas a abundantes durante los primeros días del mes de junio, no causaran peligro por inundaciones o desbordamientos de ríos.

Nota: este es el último informe de IELL.