En lo que va de la época lluviosa 2016, se han registrado tres períodos de sequías meteorológicas con intensidad débil. La primera sequía fue del 2 al 7 de julio, la segunda del 24 al 28 de julio, y la tercera inició el 9 de agosto, que actualmente se encuentra activa con intensidad débil.
Durante la época lluviosa (mayo a octubre), cuando se genera un período seco consecutivo (entre 5  y 10 días), la sequía meteorológica se clasifica de intensidad débil. Si el período seco es de 11 a 15 días consecutivos, la sequía es de intensidad moderada; y si es mayor a 15 días, adquiere una intensidad fuerte o severa.
En el mes de julio se registraron dos sequías débiles en el país y con cobertura espacial similar, en la mayor parte de la zona oriental del país extendiéndose hasta la costa de la zona central.
La primera mitad de la época de lluvia 2016 (de mayo a julio), terminó con una condición bajo lo normal, es decir acumuló 728 mm de lluvia, esto es 12 % por debajo del promedio histórico o norma climatológica con respecto a 831 mm (Tabla 1).
El mes de mayo fue el más seco, con solo 134 mm, que corresponde al 62 % de 215 mm que llueve típicamente (Gráfica 1). Lo anterior, debido a que el inicio de la época lluviosa se atrasó dos semanas y comenzó hasta los primeros días de junio en la mayor parte de la zona oriental y sector costero.
En junio la lluvia fue normal, pero en julio fue bajo lo normal igual que en mayo, debido a las dos sequías débiles.

Informe_No__2_SEQUIA_debil_9-15_ago2016_ver_17082016_rev_pdf_-_Foxit_Reader

Informe_No__2_SEQUIA_debil_915_ago2016_ver_17082016_rev_pdf_-_Foxit_Reader
En el mes de agosto, como parte de la segunda mitad de la época lluviosa, que normalmente se extiende hasta el mes de octubre, se registra una sequía débil que inició el 9 de agosto. A la fecha se observan siete días secos consecutivos como máximo. Este período seco abarca el sector suroriental del país (Mapa 1).
Informe_No__2_SEQUIAdebil_9-15_ago2016_ver_17082016_rev_pdf_-_Foxit_Reader
Entre algunas causas de la irregularidad de la lluvia se identifican el viento Alisio acelerado sobre el mar Caribe traspasando la costa Pacífica de El Salvador, así como también la presencia de vaguadas tropicales de la tropósfera alta, que al desplazarse por el Caribe genera aire descendente que restringe la nubosidad y las precipitaciones (Imagen 1).
Informe_No_2_SEQUIA_debil_9-15_ago2016_ver_17082016_rev_pdf_-_Foxit_Reader
Perspectiva
El último evento cálido del fenómeno El Niño-Oscilación del Sur (ENOS) en el océano Pacífico ecuatorial, al cual se asocia generalmente con sequías en el país, comenzó en el 2014 y terminó en mayo de 2016. Debido a este fenómeno, la lluvia del primer trimestre mayo-julio aún presenta déficit importante debido a que algunos indicadores asociados al fenómeno todavía se encuentran activos.
La perspectiva para el próximo cuatrimestre (agosto – noviembre) es que el fenómeno de La Niña, produzca lluvias de normales a arriba de lo normal en El Salvador. Sin embargo, no se descarta alguna sequía débil en la primera quincena de septiembre.
Temperaturas superficiales del océano Atlántico norte, enfriándose relativamente podrían inhibir la producción de lluvia debido a la posible presencia del evento La Niña. Hasta ahora, el término de la época lluviosa 2016 se espera que sea normal, es decir, a mediados del mes de octubre.