Eng | Fra | Por
Humedales PDF Imprimir E-mail
Miércoles, 02 de Febrero de 2011 07:59

Complejo Jaltepeque sexto sitio Ramsar de El Salvador

Jaltepeque

Este día se anunció la nominación del Complejo de Jaltepeque como el sexto sitio Ramsar de Importancia Internacional. El Complejo Jaltepeque es el segundo bosque salobre más importante del país y tiene una extensión de 49,454 ha. Este lugar  ha adquirido una enorme importancia debido a los servicios ecosistémicos que ofrece como la pesca, la agricultura y el turismo, pero una de las funciones más importantes es el bosque de mangle, que sirve como barrera de protección natural ante los efectos del cambio climático.

Los bosques de mangle como el de Jaltepeque tienen especial relevancia debido a que sirven como amortiguadores de los efectos del cambio climático, ayudan a controlar  inundaciones, filtran tóxicos que son arrastrados por las corrientes de los ríos y sirven de resguardo para especies de flora y fauna.

Debido a su dinámica entre agua dulce y salada alberga una rica diversidad de especies de fauna y flora. Entre estas se cuentan: 34 especies de reptiles, 98 de peces y 206 especies de aves lo que representa el 38% de las 543 especies de aves de las que se tiene registro en el país.

El Complejo es compartido por seis municipios: San Pedro Masahuat, Santiago Nonualco, San Juan Nonualco, Zacatecoluca y San Luis La Herradura, del departamento de La Paz y Tecoluca del departamento de San Vicente.

El Complejo Jaltepeque se encuentra limitado en el extremo occidental por la cuenca baja del Río Jiboa y en el extremo oriental por la cuenca baja del Río Lempa. La limitación del área fue ideada con el objetivo de permitir la conectividad con la Laguna de Nahualapa, el Estero de Jaltepeque, la Isla el Algodón, el Área Natural Protegida Escuintla, la Isla Tasajera, El Cordoncillo, La Bocana del río Lempa y la Laguna el Talquezal.


LAGUNA EL JOCOTAL

El Jocotal

La Laguna El Jocotal fue declarada Humedal de Importancia Internacional por la Convención Ramsar el 22 Enero de 1999, convirtiéndose así en el primer humedal con reconocimiento internacional para El Salvador y el  970 para la Convención Ramsar.

Se trata de un complejo de humedales de agua dulce asociados a la llanura de inundación del río Grande de San Miguel y a la Laguna El Jocotal. Debido a esto, todo el humedal experimenta marcados cambios en el nivel del agua de acuerdo a la época lluviosa o seca  o a las subidas del río Grande de San Miguel. La laguna se expande y contrae invadiendo los pantanos herbáceos, pastizales inundables y carrizales que la rodean. Entre la laguna y el Río Grande aparece un bosque estacionalmente saturado, único en el país por contener varios cientos de hectáreas dominadas casi exclusivamente por árboles de pimiento.

Bienes y servicios:

En este ecosistema se realiza una depuración y almacenamiento de agua, existe una importante recarga de acuíferos, control de inundaciones, fijación de carbono y regulación climática, producción de madera, pasto para ganado, producción pesquera y belleza escénica.

Especies de flora típicas o definitorias:

Presenta una dominancia absoluta del pimiento, con la aparición de otras especies propias de este tipo de hábitat en pequeñas elevaciones del terreno, como es el caso del papaturro, el carreto, el mongollano (mangollano) y el huiscoyol. Además de estos árboles, se encuentran pequeños rodales de mangle de agua dulce.

En la ribera del río Grande de San Miguel, aparece un bosque de galería con árboles de “sauce llorón”, “amate”, “capulamate” “salamate”, “amate de río”, “hule”, “iscanal”, “aguijote” y “huesito”. En el estrato del sotobosque el “huiscoyol”, es la especie más representativa.

Las especies propias de carrizales y tulares se sitúan rodeando toda la laguna del Jocotal y una extensa zona comprendida entre el río Grande de San Miguel y la laguna de Aguas Calientes. Dentro de las lagunas aparecen plantas flotantes y sumergidas como el “lirio de agua”,”lechuga de agua”,  y algunas gramíneas y ciperáceas emergentes.

UBICACIÓN

  • Departamentos: San Miguel y Usulután
  • Municipios: El Tránsito, San Miguel, Chirilagua y Jucuarán
  • Superficie del Humedal: 1.958 ha.
  • Altitud: 20 m.s.n.m.

Regiones hidrográficas: I. Cuenca del Río Grande de San Miguel.

Ecoregiones (Biogeografía): Bosques secos tropicales centroamericanos.

Especies de flora prioritarias (amenazadas o endémicas):

La principal especie amenazada en este lugar es el mangle de agua dulce.

Entre las especies de fauna típicas o definitorias se encuentra la ictiofauna es una de las más diversas y mejor estudiadas de los cuerpos de agua dulce de El Salvador, con un estimado total de 21 especies entre las que encuentran especies nativas y exóticas, exclusivas de agua dulce y adaptadas también a ambientes marinos.

El Jocotal destaca internacionalmente por su abundancia y diversidad de aves acuáticas residentes y migratorias, entre las que se encuentran tres especies de podiciformes, incluye tucanes y pájaros carpinteros, dos de pelícanos, el cormorán, el anhinga o pato aguja, la fragata y 14 especies de ardeidos (garzas).

Dentro del bosque de La Pimentera que es parte de es un bosque inundable incluido dentro de este sitio Ramsar se encuentran diferentes especies de aves forestales y mamíferos como el venado de cola blanca, el coyote y el gato zonto.

Especies de fauna prioritarias (amenazadas o endémicas)

Entre los peces destaca la mojarra negra considerada en peligro en el país. La laguna El Jocotal sirve como refugio de caimanes y cocodrilos  catalogados como en peligro de extinción en el país: el cocodrilo americano y el caimán.


BAHIA DE JIQUILISCO

Jiquilísco

La Bahía de Jiquilisco fue declarada Humedal de Importancia Internacional por la Convención Ramsar el 31 de Octubre de 2005, convirtiéndose así en el segundo humedal para El Salvador y el número 1586 para la Convención Ramsar.

La Bahía de Jiquilisco constituye la mayor extensión perenne de hábitats de humedales en el país, formada por numerosos esteros y canales, barras de arena y playas, un conjunto de islas de diverso tamaño, manglares, bosques estacionalmente saturados, conectados con el manglar en Normandía, El Tercio y Chahuantique. También incluye una zona de pantanos herbáceos, carrizales y tulares en el sector donde el río Grande de San Miguel desemboca en los manglares de la bahía. En el sector oriental de la bahía (Samuria) se pueden observar árboles de mangle de gran porte y en excelente estado de conservación. Constituye el hábitat de miles de aves marino-costeras, así como el único sitio de anidación para algunas de ellas.

Igualmente sirve como refugio para varias especies amenazadas entre las que se encuentran: el mono araña, las tortugas marinas y el cocodrilo. Además de esto, dentro de la bahía y sus esteros asociados se encuentran importantes bancos de moluscos y crustáceos que sirven como sustento a buena parte de la población local.

Bienes y servicios:

Este sitio Ramsar contribuye al control de inundaciones, depuración y almacenamiento de aguas, producción pesquera, producción de madera, recarga de acuíferos, fijación de carbono y regulación climática, protección y estabilización de la línea de costa y belleza escénica.

Especies de flora típica o definitoria:

Formaciones de Manglar: “mangle colorado”, “mangle rojo”, “mangle rojo gigante”, “madresal”, “botoncillo”, e “istaten”. Las mejores muestras de este tipo de vegetación se encuentran en el sector oriental de la Bahía. En los bosques estacionalmente saturados destaca el mangle de agua dulce, el papaturro, ojo de venado, mongollano, carbón, diversas especies de Ficus sp., “hule, “iscanal”, “aguijote”, “huesito” y “huiscoyol”. En las lagunas de inundación del río Grande de San Miguel abunda el tule y especies de ciperáceas y plantas acuáticas.

UBICACIÓN

  • Departamentos: Usulután
  • Municipios: Jiquilisco, Puerto El Triunfo, Usulután, San Dionisio, Concepción Batres y Jucuarán.
  • Superficie del Humedal: 31.699 ha.
  • Altitud: 0 m.s.n.m.

Regiones hidrográficas: H. Entre los ríos Lempa y Grande de San Miguel. I. Cuenca del Río Grande de San Miguel. J. Entre los ríos Grande de San Miguel y Goascorán

Ecoregiones (Biogeografía): Manglares de la costa seca del Pacífico Norte. Bosques secos  Tropicales centroamericanos.

Especies de flora prioritaria (amenazadas o endémicas):

En la zona de bosque semisaturado aparecen árboles de mangle dulce, especie que se encuentra únicamente en unos pocos bosques inundables del país y que está protegida por la legislación de Nicaragua y México. El mangle rojo gigante es especialmente raro en el país.

Especies de fauna típica o definitoria:

En la bahía de Jiquilisco se encuentran tres especies de bivalvos del género Anadara --curil, concha negra y casco de burro con un claro valor comercial.

Otra especie de invertebrado que sufre una alta presión de explotación es el cangrejo- punche, junto con el tilhuacal, y varias especies de camarones peneidos que se crían en la Bahía. El área alberga una de las más variadas avifaunas del país y es considerado un sitio importante para la concentración de aves migratorias, inclusive a escala centroamericana. Las playas e islotes de la bahía y sus alrededores sirven como área de cría a varias especies de aves playeras o coloniales. En un islote situado enfrente de la isla de San Sebastián conocido como El Bajón, se ha identificado la única colonia para Centroamérica del rayador americano y las poblaciones más numerosas en El Salvador.

La isla San Sebastián es probablemente el mejor sitio para la reproducción del ostrero en el país, siendo ésta una de las especies de aves más amenazadas de El Salvador. También en esta isla y en Arcos del Espino aparecen dos de las escasas colonias de cría conocidas del pucuyo. Aparte de estas especies, en los manglares y estuarios de la Bahía, se encuentran prácticamente todas las especies típicas de estos ecosistemas como son: las ardeidas, cormoranes, anhingas, pelícanos, láridos, caradriformes, la fragata y el águila pescadora. También se conoce la existencia de nidos de la lora nuca amarilla dentro del manglar.

Especies de fauna prioritarias amenazadas o endémicas:

El casco de burro está considerado como en peligro de extinción en El Salvador. La bahía de Jiquilisco sirve como refugio de dos especies de caimanes y cocodrilos catalogados como en peligro de extinción en el país: el cocodrilo americano y el caimán. En las playas de la península de San Juan del Gozo, Isla San Sebastián, Isla Madresal y El Espino, además de algunos sectores del interior de la Bahía, se ha confirmado el anidamiento de tortuga verde, tortuga carey, tortuga golfina y tortuga baule, todas ellas consideradas  en peligro de extinción en el país.


EMBALSE CERRON GRANDE

Cerrón Grande

El Embalse Cerrón Grande fue declarado como el tercer Humedal de Importancia Internacional para El Salvador el 22 Noviembre de 2005 por la Convención Ramsar, ocupando el 1592 por su orden cronológico. Se trata de un humedal de enorme importancia hidrológica, destacando por su papel en el control de inundaciones, la depuración de aguas y la producción de energía eléctrica.

El Embalse Cerrón Grande representa el mayor  cuerpo de agua dulce del país y está situado en el tramo medio del río Lempa. En el Embalse han quedado numerosas isletas cubiertas de escasa vegetación arbustiva o boscosa. El suave relieve de la zona y las fluctuaciones del nivel del agua generan abundantes playones y áreas limosas parcialmente inundadas que sirven como hábitat para numerosos invertebrados y vertebrados acuáticos. El área provee bienes y servicios ambientales de importancia nacional, como son la producción pesquera e hidroeléctrica, la depuración de aguas y el control de inundaciones.

El Embalse sirve, anualmente, como lugar de alimentación, cría y descanso de varios miles de aves acuáticas, tanto residentes como migratorias. En este lugar se han registrado los mayores números poblacionales de anátidas del país.

Bienes y servicios:

Este sito Ramsar contribuye a la recarga de acuíferos, almacenamiento de agua, producción pesquera, control de inundaciones, depuración de aguas, pastos para el ganado y tierras favorables al cultivo, producción hidroeléctrica y belleza escénica.

Especies de flora típica o definitoria:

El Embalse muestra una gran abundancia de flora sumergida y flotante en primer lugar, y de vegetación emergente en segundo lugar. La especie más abundante y que tiene un mayor efecto sobre el funcionamiento del humedal es el Jacinto de Agua.

UBICACIÓN

  • Departamentos: Chalatenango, San Salvador, Cuscatlán y Cabañas
  • Municipios: El Paisnal en San Salvador; Suchitoto  en Cuscatlán; Cinquera y Jutiapa en Cabañas; Potonico, San Luis del Carmen, San Francisco Lempa, Azacualpa, Nueva Concepción, Chalatenango, Santa Rita, San Rafael, El Paraíso  y Tejutla en Chalatenango.
  • Superficie del Humedal: 13.244 ha.
  • Altitud: 240 m.s.n.m.

Regiones hidrográficas: A. Río Lempa

Ecoregiones (Biogeografía): Bosques Secos Centroamericanos

Especies de fauna típica o definitoria:

Se han identificado 15 especies de peces, de las cuales 12 son nativas del país. El lugar destaca por la diversidad y abundancia de sus aves acuáticas.

El Embalse Cerrón Grande sustenta de manera regular las mayores concentraciones de anátidas del país. Se han contado igualmente miles de ejemplares de otras especies de aves acuáticas, entre las que se incluyen varias especies de pelecaniformes, ardeidos y caradriformes.

Especies de fauna prioritaria (amenazadas o endémicas):

En el Embalse se han detectado diferentes especies de fauna considerada como amenazada o en peligro para El Salvador entre las que destacan: la mojarra negra, el istatagua, el cocodrilo americano, el pato candilejo, el pelícano blanco, espátula rosada, el caracolero y el águila pescadora.


LAGUNA OLOMEGA.

Olomega

La Laguna Olomega fue declara como el tercer Humedal de Importancia Internacional el 2 de Febrero de 2010 por la Convención Ramsar, ocupando el 1899 en la lista de la Convención.

La laguna de Olomega es el mayor cuerpo de agua dulce natural de la Gran Depresión Central. Este gran cuerpo de agua y los humedales que la rodean se sitúan en una llanura que limita al sur con los acantilados de la cordillera de Jucuarán y al noroeste con el río Grande de San Miguel. El núcleo del humedal está compuesto por un espejo de agua de superficie variable con una profundidad media de 2.9 metros y en cuyo interior aparecen las islas de Olomega y Olomeguita, junto con algunos pequeños islotes ubicados en el sector sudoriental de la laguna. En algunos meses de la época lluviosa, la laguna recibe el agua del río Grande de San Miguel, la cual alimenta y drena la laguna. En el interior de la laguna se crean grandes bancos flotantes de la planta invasora Jacinto de Agua que contribuyen a la eutrofización de la laguna y dificultan el transporte acuático. Los principales núcleos humanos se sitúan sobre las orillas de la ribera sur y al oriente de la laguna.

Esta laguna sirve como área de alimentación y descanso de importantes concentraciones de aves acuáticas migratorias, entre las que destacan hasta ocho especies de anátidas. Al norte y especialmente al noreste de la laguna aparece una extensión considerable de pantanos herbáceos conectados más al norte con un parche de bosque estacionalmente saturado de alto interés biológico, conocido como La Chiricana.

La profundidad media de la laguna es de 2.9 metros. En la época lluviosa, aumenta notoriamente el nivel de la laguna y se inundan los pantanos aledaños gracias a los aportes de las quebradas estacionales ubicadas en el sur y de los afluentes permanentes del norte junto con el desbordamiento del río Grande de San Miguel que pasa de receptor a suministrador de agua hacia la laguna.

Bienes y servicios:

Este sitio Ramsar contribuye a la depuración y almacenamiento de aguas, recarga de acuíferos, control de inundaciones, fijación de carbono y regulación climática, producción de madera, producción pesquera, pastos para ganado y belleza escénica.

Especies de flora típica o definitoria:

La especie dominante en el área del espejo de agua es el Jacinto de Agua. Junto a ésta aparecen otras especies de plantas acuáticas asociadas a la laguna y las áreas de pantanos herbáceos como son la “lechuga de agua”.

En el área de bosque estacionalmente saturado predominan especies de árboles que soportan inundaciones periódicas, como es el caso de las palmas del género Bactris, el mangle dulce y en menor grado de pimiento. Otras especies presentes son el papaturro, el carreto y el mongollano.

UBICACIÓN

  • Departamentos:San Miguel y La Unión
  • Municipios: San Miguel, Chirilagua y El Carmen.
  • Superficie del Humedal: 3.943 ha.
  • Altitud: 240 m.s.n.m.

Regiones hidrográficas: I. Cuenca del Río Grande de San Miguel.

Ecoregiones (Biogeografía): Bosques secos tropicales centroamericanos.

Especies de flora prioritarias (amenazadas o endémicas):

El bosque de la Chiricana destaca por contener junto con el pantano de Lempita, las mejores manchas de mangle de agua dulce presentes en el país.

Especies de fauna típica o definitoria:

La fauna íctica (peces)  es bastante variada con 14 especies identificadas para la zona, entre las que destaca la mojarra negra por estar catalogada como en peligro de extinción en el anterior listado oficial de El Salvador, y especies exóticas introducidas como las tilapias y el guapote tigre. El área es especialmente importante como área de alimentación, refugio, cría o descanso de aves acuáticas.

En total, se han identificado ocho especies de patos. En diferentes años, el lugar ha sido el principal lugar de invernada del porrón menor en El Salvador. Junto con las anátidas se encuentran importantes concentraciones de otras aves acuáticas entre las que destacan las ardeidas con 11 especies; los pelecaniformes con dos pelícanos, un cormorán y el anhinga.

Especies de fauna prioritarias (amenazadas o endémicas):

En el humedal se han identificado especies de aves acuáticas clasificadas como en peligro de extinción para El Salvador: la espátula rosada, el caracolero y el ibis oscuro y el pato real. Aparte de las aves acuáticas,  también se han identificado otras aves consideradas como en peligro de extinción para el país.

Existen reportes sin confirmar de la presencia de cocodrilo americano. Además,  se encuentra, tal  como se ha descrito anteriormente, la mojarra negra catalogada en peligro de extinción en el listado oficial anterior, ya que en el último no se han incluido los peces.


COMPLEJO GÜIJA

Güija

Es el quinto humedal de Importancia Internacional para El Salvador declarada el  16 de diciembre de 2010 por la Convención Ramsar, convirtiéndose en el 1924 de acuerdo al orden cronológico de Ramsar.

El Complejo Güija, que incluye el Área Natural Protegida San Diego-  San Felipe Las Barras,  un complejo lagunar y las áreas inundables a su alrededor, está ubicado en el departamento de Santa Ana; abarca las lagunas de Metapán, Clara, Verde, Teconalá y el Lago de Güija. Este complejo lagunar incluye los volcanes: San Diego, Vega de la Caña, Masatepeque y El Tule.

El área total del Humedal Complejo Güija está estimada en 10,180 hectáreas. Dentro de este conjunto se estima que existen 32 km2 (3,200 ha) que corresponden al área de El Salvador, así como la Laguna de Metapán que incluye una superficie de 4 km2 (400 ha) durante la época lluviosa. También incluye el Área Natural Protegida “San Diego y San Felipe Las Barras” compuesta por 12 porciones que abarcan una superficie de 1866.50 ha, las cuales abarcan mayoritariamente al ecosistema bosque tropical seco y una porción incluye la variante del bosque aluvial (La Barra, 18.58 ha). El resto del territorio (4,713.50 ha) corresponde a terrenos privados, incluyendo áreas inundadas en época seca, donde se cultivan cereales y hortalizas, principalmente, así como otras lagunas menores.

Altitud: El lago de Güija está situado en la parte más baja del humedal con una altura estimada de 340m.s.n.m. La mayor parte del humedal está ubicada en una altura similar a ésta, excepto en las montañas del norte y oriente. En éstas la altura máxima pertenece a la loma la Cuaresma, con 803m.s.n.m.

Especies de fauna

El Lago de Güija posee registros de hasta 59,000 individuos de aves acuáticas como: zarceta ala azul, pato cucharón, pichiche y una alta diversidad de peces entre los que se encuentran 14 especies nativas de El Salvador.

Este ecosistema sustenta especies catalogadas en peligro de extinción por la Lista Roja de UICN como el garrobo espinoso  y especies en los apéndices I y II de CITES como el perico ronco, lora nuca amarilla y gato zonto. También alberga una alta riqueza de peces, ejemplo de ello es un bivalvo de agua dulce, muy escaso en el país.

Tanto la Laguna de Metapán como el Lago de Güija, sirven como áreas de alimentación de importantes concentraciones de aves acuáticas migratorias, principalmente ardeidos. Un hecho peculiar muy importante es que, en una de las secciones del área natural protegida terrestre, conocida como “Bosque La Barra”, funciona el sitio de anidación más importante de Ardea alba (garza blanca) en el país.

 

UBICACIÓN

  • Departamentos: Santa Ana
  • Municipios: Metapán, San Antonio Pajonal.
  • Superficie del Humedal: 10,180.0 hectáreas

Bienes y Servicios

Estos recursos naturales permiten que el Sitio Ramsar mantenga la pesca de subsistencia y comercial, así como actividades agrícolas y turísticas en el marco del desarrollo sostenible.

En la parte Norte del Complejo confluyen los ríos Ostúa y Angue que arrastran diversos materiales al Lago de Güija el cual presenta una superficie de 32 km2 (3,200 ha). Este lago se formó por diversas erupciones de los cerros antes mencionados. Casi no existe vegetación hidrófila, aunque presenta importantes zonas inundables que se utilizan para pastizales y cultivos de hortalizas. Tiene una profundidad máxima aproximada de 30 metros durante la época lluviosa. Presenta rocas volcánicas en gran parte de su orilla. El lago drena hacia el río El Guajoyo a través del río El Desagüe, el cual es alimentado por un proceso de generación de energía eléctrica por medio de la presa “Central Hidroeléctrica Guajoyo”.

De las lagunas antes mencionadas, Teconalá presenta estacionalidad, ya que solamente aparece en época lluviosa. La laguna de Metapán que abarca un espejo de agua de 4 km2, con una profundidad máxima aproximada de 6 metros. Este cuerpo de agua experimenta cambios morfológicos según la época del año, pues  la época seca se separa en dos partes dividida por una barra terrestre. No presenta origen volcánico. Se encuentra cubierta por el Jacinto de Agua, lo cual dificulta la pesca y navegación acuática. El río San José que proviene del parque nacional Montecristo confluye con la Laguna de Metapán.

El Complejo   Güija también incluye al área natural protegida “San Diego y San Felipe Las Barras”, en la parte central-oriental, caracterizado por doce porciones terrestres, representadas por bosque tropical seco con secciones de bosque saturado estacionalmente.

El Complejo Güija presenta 10 importantes superficies terrestres (1847.41 ha) declaradas como parte del área natural protegida “San Diego y San Felipe Las Barras” incluidas  en la región de los Bosques Tropicales Secos Centroamericanos, siendo ésta una ecorregión considerada crítica/amenazada según Fondo Mundial para la Naturaleza.

Regiones hidrográficas

En lo que se refiere a la importancia hidrológica del sitio, se debe destacar que el lago y el complejo lagunar constituye una subcuenca de captura y retención de inundaciones importantísima dentro de la cuenca alta del río Lempa, el río más extenso de la cuenca del Pacífico de Centroamérica. Además de esto, del estado de conservación del humedal depende la calidad y cantidad del abastecimiento de agua de las aproximadamente 7,300 personas que viven cerca de sus orillas en territorio salvadoreño.

Última actualización el Miércoles, 02 de Febrero de 2011 14:37