Helmut Meyer-Abich


Helmut Meyer-Abich geólogo pionero en El Salvador  

19 de julio de 1919  – 25 de enero de 2008

Este texto es un resumen del relato de Jann Meyer-Abich, hijo mayor de Helmut, quien se basó en las crónicas escritas por su padre.

 

Helmut Meyer-Abich y su familia en una casa en colonia América del barrio San Jacinto, cerca de Casa Presidencial, 1950.

Su familia.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, en la primavera de 1945, terminó la carrera de Helmut Meyer-Abich como comandante y oficial de la marina de Alemania. Inicia sus estudios en geología que concluye en 1949. Participó del programa de intercambio científico alemán-Latinoamérica en 1950. Helmut junto a sus padres, su esposa y sus dos hijos pequeños viajó a El Salvador lleno de esperanza y alegría. La idea original era trabajar como geólogo por dos años con una remuneración de 500 colones mensuales (USD$ 200 de esa época). No disponía de  seguro social y mantenía la esperanza de encontrar un instituto de investigaciones. Debido a la experiencia con su padre en Chile, le resultó fácil aprender español. Un año después (1951), sus padres regresaron a Alemania y la familia de Helmut se traslada a los Planes de Renderos, donde permanecieron hasta su retorno a Alemania el 1 de marzo 1957.

 

Su trabajo

Era un apasionado que disfrutó de su trabajo con independencia, compromiso y  vocación de servicio. El 13 de septiembre de 1950 crea el Instituto Tropical de Investigaciones Científicas, que fue inaugurado por el presidente Osorio. Se compone de tres laboratorios grandes,  cinco laboratorios pequeños y una casa de huéspedes de cuatro pisos. El edificio se diseñó según la tradición heredada de Alexander von Humboldt para proporcionar un espacio de trabajo, estudio y residencia para los científicos alemanes que trabajaron en Latinoamérica.

Instituto Tropical de Investigaciones Científicas, 1950.

 

Entre las primeras tareas que se propuso y que realizó se destacan: mapeo geológico del país para garantizar el suministro de agua para los pueblos y ciudades, incluida la ciudad de San Salvador. Esté mapa  permitió revisar la seguridad de los puentes de la nueva carretera del Litoral y estudiar la capacidad de uso prevista de la presa Lempa, la Chorrera del Guayabo, que de acuerdo a sus cálculos no alcanzaría los 95 años estimados, sino que solamente 15 años, debido a las altas tasas de sedimentación durante las frecuentes inundaciones. Durante semanas viajó por tierra con caballos y tiendas de acampar, buscando basalto y yeso en Chalatenango.

Durante los trabajos de construcción de la carretera Litoral, en 1951.

Helmut Meyer-Abich se dedicó a la enseñanza de geología, que resultó en el libro Texto de Geología general y desde 1952 publicó la revista Comunicaciones. Participó en el diseño del nuevo puerto de Acajutla, donde en 1954 estableció una estación oceanográfica. Aplicó junto con H. Williams los sondeos de eco (sonar) para el levantamiento batimétrico de los lagos Ilopango y Coatepeque. Realizó los primeros pozos de investigación geotérmica en las fumarolas (ausoles) para evaluar la capacidad de  generación de electricidad. El 1 enero de 1955 fundó el Servicio Geológico Nacional y el departamento  de  Sismología del que fue Director. Ese año investigó los problemas de extracción minera y diseñó la base para la Ley de Minería. En 1956 publicó el libro Los volcanes activos de Guatemala y El Salvador que se presentó en el Congreso Geológico Internacional de México.

 

El retorno

Debido a su reputación como un excelente oficial de la marina y organizador que podía dirigir a la gente, combinando una visión analítica y práctica, el 1 marzo de 1957 fue llamado a Alemania para ayudar a la reconstrucción de la marina. Fue para él una difícil decisión. En última instancia el factor decisivo fue su amor de estar en el mar. También fue fundamental la educación de sus cuatro hijos a quienes no quería separar de la familia.

 

En El Salvador, se lograron sus metas: los cursos de geología se habían establecido y los proyectos impulsados fueron concretados. Una vez en Alemania se convirtió en el primer comandante de la primera fragata construida en Alemania después de la Segunda Guerra Mundial.


16 febrero, 2017