Francia y Alemania se mantienen firmes de apoyar el Acuerdo de París y su lucha contra el cambio climático


Bonn, Alemania, 15 de noviembre de 2017. La canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron abrieron este miércoles el Segmento de Alto Nivel de la COP23 y las negociaciones políticas en la recta final de la conferencia del clima de la ONU (COP23) en la ciudad de Bonn, Alemania.

Macron reconoció que las naciones desarrolladas tienen mucha responsabilidad en la situación climática actual. “Los países ricos hemos participado en el cambio climático. Ahora somos responsables en la transición hacia las energías limpias”, dijo en su discurso de apertura.

El mandatario francés añadió que su país dará prioridad en la reducción al máximo de las emisiones de CO2 para año 2020, suprimiendo los vehículos emisores de gases de efecto invernadero, cambiando la política fiscal y renovando los medios de transporte.

Alemania y Francia prometieron limitar el uso del carbón como recurso energético este miércoles e instaron a una llevar a cabo una mayor acción global para reducir el cambio climático después de que el presidente estadounidense Donald Trump se retirara del Acuerdo de París en junio pasado.

Macron agregó que Francia asumiría el apoyo financiero que los Estados Unidos está retirando al Panel Intergubernamental para el Cambio Climático, IPCC.

Por su parte la canciller Merkel expresó que “hoy estamos aquí porque la humanidad se enfrenta al mayor reto. El cambio climático determinará nuestro destino” y es por eso que Alemania se ha puesto como meta alcanzar la neutralidad climática plena en 2050, es decir, reducir el 80% al 90% las emisiones de gases de efecto invernadero.

La canciller dijo que está entre los planes de Gobierno el poder exportar energía limpia a todo el mundo, y está listo para apoyar a los países en desarrollo para que pasen al verde. “Alemania pretende doblar la financiación climática para 2020″, añadió.

“El cambio climático es, de mucho, la lucha más significativa de nuestro tiempo”, reiteró Merkel, una veterana de los esfuerzos mundiales para frenar el calentamiento global.

El secretario general de la ONU, António Manuel de Oliveira Guterres, también participó con un discurso donde llamó a la conciencia de los ministros y expertos, tras una batería alarmante de datos sobre el clima.

El año 2016 volvió a batir récords de temperatura, y este año las emisiones de gases de efecto invernadero crecerán un 2%, después de tres años en los que el mundo parecía empezar a controlar el problema, principal causante del calentamiento global.


15 noviembre, 2017