Estudian el uso de técnicas isotópicas para rastrear el origen y movimiento del agua


Las técnicas isotópicas son un método relativamente nuevo, para analizar la molécula del agua y obtener información que permita conocer su “huella”.

Con ayuda de estas técnicas es posible saber de dónde viene, qué edad tiene y cómo se mueve el agua en su ciclo hidrológico, información complementaria a los datos hidrometeorológicos como dónde y cuánto llueve, para realizar una gestión adecuada del recurso.

La molécula del agua, que está conformada por dos átomos de hidrógeno y una de oxígeno (H2O), tiene diferentes conformaciones. El oxígeno y el hidrógeno pueden tomar diversas formas, eso es lo que se analiza en un laboratorio, con un cierto contenido de moléculas particulares en un litro de agua. A partir de ese análisis se puede determinar con exactitud la altitud y las zonas desde donde los acuíferos reciben la nueva agua, por ejemplo.

Estos son los temas que se abordaron en el taller impartido por el doctor Christian Birkel, experto invitado por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que fue desarrollado en coordinación con el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

“Mi misión es acompañar al MARN en ese proyecto regional en técnicas isotópicas que se pretenden usar para una planificación sostenible del recurso hídrico”, explicó.

Una mejor comprensión de los factores que controlan los patrones de lluvia y el vínculo con la recarga de agua subterránea y la descarga superficial es una tarea para mejorar la asignación de recursos y esfuerzos nacionales de gestión del agua. Por ello, al taller asistieron representantes de Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), Oficina de Planificación del Área Metropolitana de San Salvador (OPAMSS), Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) y Universidad de El Salvador (UES).

El gerente de Hidrología del MARN, Roberto Cerón, detalló que El Salvador se adhirió al proyecto “Integración de la hidrología isotópica en las evaluaciones nacionales de los recursos hídricos” del OIEA, que incluye también a Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

En este marco, además de conocer el papel de los isótopos en la evaluación de los recursos de agua subterránea, se tomarán muestras que serán analizadas en un laboratorio certificado para obtener información por medio de los isótopos.