12910796_10207182659982519_1905328495_n

Medusas: habitan en playas arenosas, rocosas, esteros grandes, mar abierto. Sus tentáculos pueden causar quemaduras de diferente intensidad, no deben tocarse aunque estén muertas en la playa. En caso de quemaduras, buscar el centro de salud más cercano.

Rayas: habitan fondos marinos y esteros. No deben tocarse aunque parezcan muertos, debido a que poseen espinas; en caso de penetración y heridas con las espinas, buscar el centro de salud más cercano.

Cocodrilos y caimanes: habitan en manglares y lagunas costeras. Pueden morder y atacar con mucha fuerza, no debe intentar atraparlos o cazarlos, y debe avisar a las autoridades si representan algún peligro para la población.

Ballenas: habitan en fondos marinos; pueden volcar pequeñas embarcaciones con sus aletas o cabeza. Es necesario evitar acercarse mucho a ellas y reportar a las autoridades si distingue una ballena en aguas poco profundas o en la playa.

Leones marinos: habitan en el mar y ocasionalmente aparecen en El Salvador, pues habitan principalmente en México, Ecuador y Chile. Pueden morder a pesar de su apariencia inofensiva o comportamiento juguetón. No intentar atraparlos o cazarlos, solo personal entrenado lo puede realizar. Avisar a las autoridades más cercanas de su ubicación.