IMG_6156Aunque el rastreo en el área verde de la ex fábrica Baterías de El Salvador (BAES) aún no ha finalizado, la ministra Lina Pohl adelantó que hasta este mediodía no se había encontrado nada. Aún está pendiente la disposición final de las 40 mil toneladas de escorias y cenizas contaminadas por plomo que están almacenadas en dos bodegas al interior del plantel.

El rastreo que desde el martes están desarrollando especialistas de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos de América (US EPA) y técnicos del  Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) en un terreno de las instalaciones de BAES, no ha dado indicios hasta esta mañana de que en el mismo hayan enterramientos de material contaminado con plomo.

La ministra Lina Pohl,  visitó esta mañana el lugar para verificar el trabajo de investigación que están desarrollando los tres expertos estadounidenses: José Negrón, Jon Vail, Brian Striggow y el personal del MARN.

José Negrón, especialista de la US EPA, explicó que han traído equipos con tecnología  especial para detectar metales y otros parámetros que podrían indicar la presencia de material sospechoso bajo tierra, sin embargo, aclaró que aún faltaba un tramo que investigar y que los resultados finales serían entregados en un reporte en los próximos días.

En la búsqueda  de desechos conteniendo plomo, los científicos de la  EPA utilizan un sonar de penetración de suelo que registra ondas magnéticas (similar a las que utilizan los radares de submarinos, las cuales interpretan los sonidos que rebotan); un magnetómetro, especialmente para detectar metales de acero, que por lo general es usado para la fabricación de barriles; y el tercero es un medidor de conductividad, que funciona con campos magnéticos de la tierra y sirve para determinar si hay una alteración en el suelo.

IMG_6134

La ministra Pohl manifestó que aún sigue pendiente la disposición final de las 40 mil toneladas de escorias y cenizas que están almacenadas al interior del plantel. Sin embargo, aclaró que el MARN ya está listo para recibir las propuestas de las empresas interesadas en  la disposición de las escorias.