El Salvador recibe presidencia pro tempore de órgano ambiental del SICA


En un acto solemne celebrado en la sede del Sistema de la Integración Centroamericana-SICA en El Salvador, el ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales de ese país, Fernando López Larreynaga, recibió la presidencia de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD), organismo ambiental del SICA, para el período julio-diciembre de 2019.

El titular recibió el estandarte de la CCAD de manos del ministro de Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala, Alfonso Alonzo, quien fungió como presidente pro tempore del organismo regional de enero a junio de este año.  La mesa de honor la complementaron la ministra del Ambiente y los Recursos Naturales de Nicaragua, Sumaya Castillo; el Subsecretario de Recursos Naturales de Honduras, Elvis Rodas; el secretario general del SICA, Vinicio Cerezo; y el secretario ejecutivo de la CCAD, Salvador Nieto.

Al acto asistieron también miembros del gabinete de Gobierno, diputados de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa, representantes de agencias de cooperación internacional y de otras instancias especializadas del SICA, así como invitados especiales.

En su discurso como nuevo presidente pro tempore de la CCAD, el ministro salvadoreño, dijo que asumía la conducción del organismo regional con particular sentido de compromiso. “Todos somos conscientes que a nivel mundial, y desde luego a nivel regional, estamos enfrentando tiempos extraordinarios, una grave emergencia climática, como la ha caracterizado recientemente el Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, en Abu Dhabi, subrayando que las perturbaciones climáticas están sucediendo a un paso bastante más acelerado que lo que había sido anticipado por los científicos”.

En este marco, el titular salvadoreño reflexionó si como CCAD, se puede seguir operando bajo las mismas premisas o si necesita de una actuación regional extraordinaria.

Recordó que en este semestre se tendrá en el continente la celebración de la Conferencia de las Partes de la Convención de Cambio Climático, la COP 25, en Chile; y una pre-COP en Costa Rica. “Soy del parecer que estos acontecimientos nos plantean retos especiales, que como CCAD debemos considerar y abordar. El mundo está enfrentado una grave emergencia climática, que requiere acciones urgentes”, dijo.

El cambio climático y la gestión ambiental no conoce de ideologías, ni de sistemas económicos, ni de raza, ni de credo, no tiene frontera, solo sabe que si la humanidad y especialmente los Estados y sus ciudadanos no hacemos algo para pasar del discurso a la acción estaremos condenados a nuestra propia extinción. No tenemos planeta B.

El nuevo presidente pro tempore pidió el apoyo de sus colegas para lograr los objetivos comunes en los temas críticos que agobian a toda la  región: agua, desechos sólidos, cumplimiento y aplicación de las leyes ambientales, cambio climático y conservación de la biodiversidad. “Trabajemos juntos, sumemos para una Mejor Centroamérica y República Dominicana”, finalizó.

La CCAD fue creada hace 30 años por los presidentes de la región. De acuerdo con su convenio constitutivo, fue concebida como un “régimen regional de cooperación para la utilización óptima y racional de los recursos naturales del área, el control de la contaminación y el restablecimiento del equilibrio ecológico, para garantizar una mejor calidad de vida a la población del istmo centroamericano”.