El Salvador presentó iniciativa regional en cumbre de la Acción Global para el Clima de la ONU


Nueva York, 22 de septiembre de 2019. El Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador, Fernando López, en su calidad de presidente pro tempore de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD-SICA), presentó ante la Cumbre de la Acción Global del Clima, convocada por Naciones Unidas, en Nueva York, una iniciativa regional, que tiene como objetivo promover la adaptación y reducir  los gases de efecto invernadero a través de acciones orientadas a la resiliencia y restauración de la agricultura, los bosques y otros usos del suelo, conocidos conjuntamente como sector AFOLU.

En la iniciativa formulada por los especialistas de El Salvador y adoptada por los ocho países del CCAD SICA, la región se compromete a conservar y restaurar 10 millones de hectáreas para el año 2030, a través de la rehabilitación de tierras degradadas, la conservación y restauración de bosques y promover el tránsito articulado hacia una agricultura baja en carbono; incluyendo en esta acción, los principales cultivos de exportación que sustentan las economías de la región, como ganadería, la caña de azúcar, la piña, la palma aceitera, el cacao y café.

Para la formulación de la iniciativa, los especialistas determinaron que es precisamente en el sector AFOLU donde se genera un promedio de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) superior al 50% del total emitido por la región.

Con las acciones de la iniciativa se crearán las condiciones para que la región aspire a que el sector AFOLU llegue a ser  carbono neutral o de cero emisiones netas para el 2040.

La iniciativa denominada: “Construcción de Resiliencia en la Región SICA (Centroamérica y República Dominicana) bajo un Enfoque Sinérgico entre la Mitigación y Adaptación –Enfocándose en sector Agricultura, Forestería y otros usos de la tierra (AFOLU). Consta de cuatro componentes:

  1. Conservación de Bosques y Ecosistemas Forestales. Impulsar acciones que permitan reducir las emisiones de GEI relacionadas con la deforestación y degradación de los bosques, a través de la adopción e implementación de estrategias efectivas para enfrentar las principales causas directas e indirectas de la deforestación, promoviendo la gestión forestal sostenible y la rehabilitación de ecosistemas forestales degradados y la promoción de Sistemas Agroforestales Resilientes.
  2. Transformación de los Sistemas de Producción Agrícola, con tránsito hacia una agricultura y ganadería baja en carbono y resiliente al cambio climático. Transitar a una agricultura sostenible y resiliente, baja en carbono, reduciendo el uso de agroquímicos y fertilizantes nitrogenados, mejorando el manejo del recurso hídrico, adoptando prácticas sostenibles de gestión del recurso suelo. Con énfasis en ganadería, caña  de azúcar, la  piña;  la palma aceitera, cacao y café, con involucramiento del sector privado.
  3. Conservación de principales masas boscosas de la región y su conectividad ecológica. Restaurar y Conservar  las principales masas boscosas de la Región SICA, La Selva Maya;  Trifinio; La Mosquitia, incluyendo el río Plátano; Biósfera Bosawás;  Biósfera Indio Maíz; Reserva La Amistad y Darién, con un relanzamiento del Programa Corredor Biológico Mesoamericano que permita recuperar la conectividad ecológica y estabilidad de los ecosistemas forestales.
  4. Desarrollar/ Establecer un Sistema de Monitoreo Reporte y Verificación (MRV) ampliado,  que incluya  Mitigación y Adaptación. Diseñar y Establecer un mecanismo eficiente y efectivo de seguimiento, reporte y verificación para Bosques y Agricultura, que incluya un mecanismo de monitoreo que permita evaluar y medir la eficiencia e impactos de las acciones de conservación y restauración, así como de transformación de los sistemas alimentarios. Además de monitorear las capacidades de captura y almacenamiento de carbono, se podrá contar con información sobre beneficios de adaptación.

“Centroamérica ha sido tipificada, a nivel global, como la región más sensible al cambio climático. En años recientes, tanto el istmo como República Dominicana, han visto incrementarse en número e intensidad los desastres climáticos, con altas repercusiones sobre la economía y la seguridad alimentaria, incidiendo en los procesos migratorios de nuestros países”, mencionó el ministro López en Nueva York, donde se desarrolla el encuentro.

Esta acción resulta esencial para construir una resiliencia climática integral con co-beneficios globales. “Somos también conscientes de que asumimos este ambicioso compromiso llevando al límite la disponibilidad de los recursos técnicos y financieros a nuestro alcance, y lo hacemos con la convicción de que servimos a la causa superior que hoy convoca a todas nuestras naciones. Ello nos exige la mayor de las responsabilidades y eficiencia en el diseño e implementación del plan de acción que habremos de presentar el próximo mes de diciembre en la COP25”, dijo durante su intervención.

El plan de acción concreto y detallado para el cumplimiento de la meta regional, se presentará en la 25ª Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 25).

Durante el mensaje que el ministro dará durante la reunión, expresó su apoyo a la  Década de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas, una iniciativa del Gobierno de El Salvador que fue adoptada por todos los países parte de la ONU.

Lea el discurso en español del Ministro en el siguiente link  bit.ly/351DDkx