El Salvador llevó la voz de América Latina y el Caribe a la cumbre ambiental mundial sobre la desertificación realizado en China


La ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl se encuentra en China para participar en la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (UNCCD) (CP13) que inició el pasado 6 y finalizará el 16 de septiembre en la ciudad de Ordos, Mongolia Interior.

En la Convención CP13 participan representantes de 196 países del mundo y se espera que en el segmento de alto nivel donde asisten 70 ministros, se acuerde una estrategia de 12 años que sirva para contener la degradación que amenaza la seguridad de los alimentos y el agua.

En la intensa jornada de reuniones, los ministros anunciarán objetivos de restauración de tierras, acordará medidas para hacer frente a las amenazas emergentes y para fortalecer la resiliencia de las comunidades frente a las sequías.

En la primera intervención de El Salvador, la ministra Lina Pohl dio un discurso en nombre del Grupo de América Latina y el Caribe (GRULAC) donde inició con un mensaje de solidaridad con los países del Caribe afectados por los huracanes y con México por el reciente terremoto.

 

“La CP13 se produce en un contexto de especial importancia, no solo para la aplicación de esta Convención, sino también para el desarrollo sostenible del mundo entero. Hemos logrado elaborar y adoptar algunas medidas críticas de gran importancia que pueden determinar el futuro del planeta, en particular la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático”, dijo ante la audiencia la ministra salvadoreña.

En su discurso destacó que “es también apropiado recordar los objetivos principales de la Convención, es decir la lucha contra desertificación, mitigación de efectos de la sequía en los países afectados, particularmente en África. Todos estos esfuerzos realizados bajo la UNCCD deberían abordar, de forma especial, las necesidades de las personas que viven de las zonas áridas, semiáridas y sub-húmedas secas, que están entre las más vulnerables y que merecen nuestra plena atención”.

La ministra Pohl resaltó que para El Salvador y el resto de países que conforman el GRULAC, esta conferencia es altamente relevante por los resultados deseados en torno al nuevo marco estratégico de la convención 2018-2030, y acuerdos relevantes relacionados con los medios de implementación en materia de financiamiento, transferencia de tecnología y fortalecimiento de capacidades.

Ante la realidad mundial, Pohl también estacó en su discurso que la lucha contra la desertificación, la degradación de las tierras y la mitigación de los efectos de la sequía requiere de la asignación de recursos financieros y tecnológicos para el fortalecimiento de capacidades de los países en desarrollo de una forma adecuada, a tiempo y efectiva, por lo que reiteró el llamado a los países desarrollados a renovar sus compromisos con la UNCCD y obrar en consecuencia.

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0


11 septiembre, 2017