NatGeo-11El guatemalteco Sergio Izquierdo, fotógrafo de National Geographic (NatGeo), visitó El Salvador para retratar el sitio Ramsar, Complejo Barra de Santiago.

Izquierdo visitó El Salvador como parte de una expedición periodística de 10 días que lo llevó a través de paisajes naturales en la región. La expedición incluyó los arrecifes de coral en Belice, una serie de volcanes guatemaltecos y terminó en el Complejo Barra de Santiago, en Ahuachapán.

Izquierdo es fotógrafo y cineasta que ha trabajado en proyectos con NatGeo Latinoamérica y BBC. Además ha hecho imágenes para apoyar el trabajo de la Asociación de Biología Marina de Guatemala (ABIMA), de la que es presidente, y Rescue The Planet, de la que es fundador y director.

NatGeo-1Sus trabajos han sido publicados en distintos medios escritos, revistas, documentales y medios electrónicos al rededor del mundo en países como Estados Unidos, Canadá, Islandia, Costa Rica, Honduras, El Salvador, Brasil, Holanda y su natal Guatemala, entre otros.

Izquierdo, un hombre de pocas palabras que parece que deja a sus imágenes hablar por él, se adentró en las aguas del sitio Ramsar para buscar nuevas formas de retratar la naturaleza del Complejo Barra de Santiago. Junto a él viajó el mexicano Erick Pinedo, quien tiene cuatro años trabajando con la revista y quien será el encargado de escribir el reportaje.

Un humedal de la humanidad

No es la primera vez que El Salvador está bajo la mirada de las investigaciones periodísticas de NatGeo. En los últimos años, la revista se ha interesado en temas como la violencia de las pandillas o el alcance del Zika en la región, enfocándose cómo estas problemáticas han golpeado al país.

Pero ahora, NatGeo se enfocó más en la belleza paisajística del Complejo Barra de Santiago, un Área Natural Protegida por el ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y uno de los siete sitios Ramsar que existen en el país.NatGeo-2

El complejo Barra de Santiago fue nominado sitio Ramsar el 23 de julio de 2014, una distinción que lo ubica como un humedal de interés internacional por lo que el Estado está obligado a su conservación y lo obliga a un uso sostenible para el beneficio de toda la humanidad.

Este humedal tiene una extensión de 11.519 kilómetros cuadrados y juega una parte esencial en la vida de diferentes especies de aves, peces, crustáceos, tortugas, caimanes y cocodrilos. Además, sus manglares ayudan al control de inundaciones, la regulación del clima y es un medio de vida para la población local.

Este esfuerzo se pudo realizar en coordinación con National Geographic en español, MARN a través de guardarrecursos locales y sus enlaces técnicos, además del biólogo Wilfredo López quien estuvo a cargo de la logística.NatGeo-3


Dashboard_1_pdf