Discurso del profesor Salvador Sánchez Cerén Presidente de la República en la Entrega del Informe de los Consejos Nacionales de Diálogo


  • Señoras y señores:
Este es un acto de mucha trascendencia para nuestro querido El Salvador, porque nos confirma cuánto podemos avanzar en bien de la sociedad, y en particular en beneficio de nuestro pueblo, cuando nos unimos y trabajamos por el progreso y bienestar de todas y todos, sin exclusiones.
El diálogo respetuoso, inclusivo y, sobre todo, con exitosos resultados, es uno de los mayores legados que todos los presentes dejamos a nuestra nación, y que nos permite mirar el futuro con optimismo y esperanza.
Es la ratificación de aquel camino que iniciamos con los Acuerdos de Paz, que nos permitieron consolidar la democracia y avanzar en el cumplimiento de las aspiraciones de una vida mejor para nuestro pueblo. Por todas esas importantes razones, por su compromiso con el país, por su entrega a esta noble labor, totalmente ad honorem, en cada uno de los Consejos Nacionales, les expreso todo mi reconocimiento y gratitud, un sentimiento que comparte la población. Hoy 26 de marzo celebramos el Día Nacional por la Vida, la Paz y la Justicia, iniciativa del Consejo de Seguridad y que fue aprobada por la Asamblea Legislativa. En esta fecha especial rindo el más sentido homenaje al obispo emérito de la Iglesia Episcopal Anglicana de El Salvador, Martín Barahona, quien falleció recientemente. Nuestra admiración y grato recuerdo también a uno de los principales forjadores de estos espacios de diálogo, el querido compañero Hato Hasbún. Dos salvadoreños visionarios, artesanos de la paz, la convivencia y la reconciliación. Dos valientes impulsores de los procesos de mediación y entendimiento a partir de la diversidad de pensamientos políticos, habilidades indispensables para poder construir acuerdos de nación viables y duraderos. Y eso es precisamente el gran aporte que hemos dado en este quinquenio con los consejos nacionales, crear estos valiosos espacios para ir resolviendo los principales retos del país. Quiero reafirmar este día el compromiso que hice desde que asumí como Presidente de la República y uno de los sabios principios que he aprendido del pueblo, que debemos encontrar siempre los puntos que tenemos en común y las oportunidades de construir juntos un país donde vivamos en progreso con dignidad, justicia y paz duradera. Ustedes muy bien lo saben, es una tarea compleja, que requiere paciencia y madurez, pero es una tarea permanente y necesaria para dar respuesta a las aspiraciones más sinceras de nuestra nación. Amigas y amigos: El nivel de participación y diálogo alcanzado por los consejos de Seguridad Ciudadana, Educación y Sustentabilidad constituye un ejercicio democrático inédito en nuestro país, y es el mejor ejemplo de lo mucho que podemos hacer y lograr cuando trabajamos unidos. Este informe que recibo hoy contiene los principales logros de nuestra gestión, y deja constancia del estilo de trabajo desarrollado a partir de 2014. Reconocemos el aporte de cada uno de los representantes de la academia, las iglesias, empresa privada, asociaciones de mujeres, juventud, partidos políticos, gobiernos locales y demás actores nacionales a la búsqueda conjunta de soluciones a los problemas de país. También expresamos nuestro agradecimiento a las instancias de cooperación internacional por su respaldo técnico a esta estrategia de diálogo. Durante nuestro gobierno hemos trabajado por la seguridad y tranquilidad de los salvadoreños, por eso hoy nos sentimos complacidos de los esfuerzos y los resultados en esta materia. En este mandato le concedimos un lugar predominante al diálogo, a la consulta pública y al consenso. Para nosotros esa es la mejor vía de enfrentar los principales desafíos del país. Nuestra visión de un gobierno concertador ratificada el primer día del gobierno, el 1 de junio de 2014, nos llevó a crear nuevos espacios de comunicación y consenso. En septiembre de 2014, por decreto ejecutivo, creamos el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia. Le siguieron los consejos de Educación y Sustentabilidad en 2015 y en 2016, respectivamente. Amigas y amigos: Uno de los principales logros de los consejos es la creación de los planes El Salvador Seguro, El Salvador Educado y El Salvador Sustentable, a cuya estrategia se da seguimiento a través de mesas temáticas para fortalecer la articulación con las instituciones del Estado y las organizaciones de la sociedad civil. Los consejos han propiciado que la cooperación internacional respalde la ejecución de los planes nacionales, alineando iniciativas como el Plan Quinquenal y la Agenda 2030 de los Objetivos del Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Son significativos los avances experimentados por el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, como la articulación de diferentes sectores y actores en la ejecución del Plan El Salvador Seguro, la única estrategia integral de seguridad ciudadana en el país. Por su parte, el Consejo Nacional de Educación ha sido decisivo en nuestro propósito de alcanzar una educación inclusiva y de calidad y en el impulso a la campaña El Salvador libre de analfabetismo. También colaboró en la creación del Instituto Nacional de Formación Docente, entre otros proyectos. Asimismo, se conformó el Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad, que ha sido de vital importancia en la formulación de estrategias para la conservación y preservación de los recursos naturales, entre ellas el plan El Salvador Sustentable. Este mecanismo nos facilitó la creación de la Ley de Agua, impulsar la campaña ciudadana de reforestación nacional, y respaldar otras iniciativas como la restauración de ecosistemas y el PLANTATÓN 2017. A través de los Consejos seguimos revisando y actualizando los indicadores y resultados de planes como El Salvador Seguro y El Salvador Educado vinculados a la Agenda 2030, e impulsando espacios de diálogo para incrementar el presupuesto nacional destinado a la educación. El trabajo de los Consejos debemos defenderlo por ser un triunfo del pueblo y la vía a través de la cual ha ganado voz y participación en las decisiones del gobierno en materia de educación, sustentabilidad, seguridad y convivencia. También los Consejos deben fortalecer sus vínculos con las instituciones en cada territorio para potenciar los planes nacionales de desarrollo. Quiero finalizar reconociendo que la labor de los Consejos Nacionales demuestra que la mejor manera de formular políticas públicas para transformar nuestro país es el diálogo y el consenso. Ellos han fortalecido la gobernabilidad democrática del país, por convertirse en espacios de diálogo y concertación donde se debaten y buscan soluciones a los asuntos más trascendentales. Nuestro deseo es que se reconozca el valor de los Consejos Nacionales, y en los próximos años se asuman las experiencias positivas adquiridas. La aspiración de mi gobierno es que se mantenga esa forma de gobernar, basada en el respeto a la diversidad de opiniones y la concertación. La pluralidad de ideas nos hace más fuertes. Lo logrado durante estos años nos demuestra que no hay obstáculo imposible de vencer si ponemos siempre por delante los intereses de la población salvadoreña, que son los intereses del país. Muchas gracias.]]>